Hacer positiva nuestra labor en el cuidado #Dependencia


Este post va dirigido, especialmente, a los cuidadores, formales e informales, de personas mayores dependientes que viven en sus casas (también se puede aplicar a mayores que viven en centros).

Hay muchas personas mayores que pasan la mayor parte del día en casa, sin salir. Aquellos que viven en casa, muy probablemente, tienen muy poca actividad, física, social y mental. Estas personas pasan el día sentadas, viendo la televisión, sin estimulación. El día se hace aburrido, monótono. Ya sabemos que cuanto menos hacemos, menos ganas tenemos, por lo que la apatía (falta de motivación o entusiasmo) aumenta cada día. Esta falta de actividad, de motivación, de acción, puede llevar a una depresión establecida.

Los cuidadores debemos hacer lo que esté en nuestra mano por mejorar la vida cotidiana de esta persona, familiar o usuario, que nos está pidiendo a gritos que hagamos algo.

Pero, ¿qué puedo hacer yo si esta persona no tiene ganas de nada y ha perdido la ilusión por la vida?  

En muchas ocasiones, no sabemos qué preguntarle, estamos cansados con tanto trabajo, no tenemos tiempo de pararnos a hablar un ratito, de realizar algún juego, un sinfín de “límites” que obstaculizan un cuidado con esencia

En primer lugar, podemos comenzar por pequeños detalles, pequeñas actuaciones positivas en el cuidado, que no nos llevarán mucho tiempo. Por ejemplo:

En el aseo:

Utilizar un perfume agradable y de adulto. Con esto quiero decir a no usar la típica colonia fresca de bebés, que tanto he visto usar con mayores. No. 

Seguro que nuestro mayor tiene bastante ropa elegante colgada en el armario. Si apenas sale de casa, ¿para qué la quiere ahí guardada? Pongámosle algo elegante (tampoco me refiero a ropa de boda). ¿Por qué no ha de ir bien vestido a diario? Esto hará que se sienta mejor consigo mismo, influyendo positivamente en su autoconcepto. Además, es un buen momento para hacerle cumplidos y, con estas acciones estamos promoviendo que las posibles visitas también le hagan algún comentario sobre su buen aspecto. 😀

Si, además, les damos el peine para que se peinen por sí mismos, que se echen el perfume; los incitamos a que ellos mismos se aseen, en la medida de lo posible, y les apremiamos por ello, estaremos fomentando su autonomía y autoestima

Alimentación:

Ya que tenemos que cocinar algo para ellos, ¿por qué no algo que realmente les guste? Su comida favorita, algún postre que le saque una sonrisa (arroz con leche, por ejemplo). Y, si vamos más allá, ¿por qué no nos interesamos por cómo lo cocinaba ella (o su mujer) e intentamos cocinar de un modo más parecido y que le traiga recuerdos positivos? Pensándolo bien, además aprendemos otro modo de realizar el mismo plato. También podemos comprar de vez en cuando algún alimento que sabemos que le gusta mucho. 

Aspectos relacionales y actividades:

¿Le preguntamos a menudo como se siente? Si está triste o desganado, ¿porqué? ¿Qué le apetece hacer? Si quiere hablar de algo en particular, si quiere que ordenemos sus cosas… Podemos interesarnos por su persona, preguntarle por sus aficiones, que nos pueden dar ideas sobre qué actividades podemos realizar juntos. Por ejemplo, si le gustan mucho las plantas, salir al patio de la casa o balcón e intentar que él/ella colabore en las labores (plantar semillas, transplantar, regar, cortar, etc.). 

Es importante llevarlos a dar paseos al aire libre porque, a la vez que le da el sol, tan beneficioso, también fomentamos que se relacione con otras personas. Si nos cruzamos con vecinos, tratar de iniciar y mantener una conversación, podemos acercarnos a un parque, e intentar conversar con niños, adultos, etc. 

En casa, también podemos hacer juegos de palabras: decir palabras que empiecen o terminen por tal o cual sílaba, palabras relacionadas con algún significado, etc. 

Cuanta mayor actividad física, social y mental tenga, más lento será el deterioro, se encontrará mejor de ánimo, la convivencia o el cuidado se hará más llevadero y de un modo más saludable para ambos, y seremos más felices. Si las actividades son agradables para él/ella, acabará proponiéndonos a nosotros las actividades, lo cual significará que su vida tiene sentido y tiene ganas de vivir y disfrutar. Por otro lado, a estas edades tienen muchos dolores, si están entretenidos con actividades significativas para ellos, ni se acordarán del dolor.

Entiendo que muchas veces, el cuidar se hace pesado, nos cuesta entendernos con nuestro mayor, no entiende que nosotros también tenemos una familia y, al final, acabamos cansados y desmotivados. Debemos entender también a nuestro mayor. Ponernos en su lugar. ¿Cómo te sentirías si tuvieras que pedir ayuda cada vez que necesites ir al baño o beber agua, en lugar de ir tú solo/a cuando te apetezca, si tuvieras que permanecer sentado/a hasta que te ayuden? ¿Cómo te sentirías si no pudieses decidir dónde colocar tus objetos personales en tu propia casa? ¿Cómo te sentirías si manejasen tu dinero sin consultarte? Es una gran pérdida de control sobre tu propia vida y, ello crea sentimientos negativos, como falta de control sobre tu propia vida, sentimiento de inutilidad, sentimiento de ser una carga para las personas que quieres, etc. Es muy importante tener en cuenta todo esto antes de dar una mala contestación a nuestro mayor. Debemos comprender que no se siente precisamente bien.

Con lo cual, dar los buenos días con una sonrisa y decirlo con la boca bien abierta es muy importante. Minimizar las quejas a los achaques, comentarles todo aquello que nos gusta de ellos (“me gusta hablar contigo sobre estos temas”, “¡me encanta este perfume!”, “¡qué bien te sienta esta camisa!). 

Espero que estos consejos sirvan de algo, ya que no quitan demasiado tiempo.

Es importante hacer positiva nuestra labor en el cuidadoFoto personal-crop1-crop

Saludos,

Silvia Adame Fernández.
Licenciada en Psicología, Máster en Gerontología. 

III Jornada de actualización en Gerontología @FundMariaWolff


Buenos días,

Un año más, la Universidad CEU San Pablo y la Fundación María Wolff organizan las jornadas de actualización en gerontología.

El día 28 de marzo tendrá lugar la III Jornada de Actualización en Gerontología. Este año se centrará en la enfermedad mental y la familia, tratando temas como el trabajo con las familias en las residencias, el Síndrome de Down, y aspectos positivos del cuidado.

La inscripción es gratuita y, merece la pena asistir. Yo estuve en las jornadas anteriores y fue muy fructífera. Muy recomendable.

En este enlace encontraréis el programa de la jornada:

Un saludo,

Silvia Adame Fernández.

III Jornada de Actualización en Gerontología: Familia y Enfermedad Mental en Personas Mayores 28 de marzo 2014III Jornada de Actualización en Gerontología: Familia y Enfermedad Mental en Personas Mayores 28 de marzo 2014

PRESENTACIÓN DE CUADERNOS PRÁCTICOS: MODELO DE ATENCIÓN CENTRADA EN LA PERSONA


PRESENTACIÓN DE CUADERNOS PRÁCTICOS: MODELO DE ATENCIÓN CENTRADA EN LA PERSONA

(Vitoria-Gasteiz 28 de marzo. Edificio Lakua. Salón de actos principal)

El Departamento de Empleo  y Políticas Sociales del Gobierno Vasco  en el marco del Convenio con Matia Instituto ha  desarrollado la  colección  de “Cuadernos Prácticos.  Modelo  de Atención Centrado en la Persona”

La necesidad de avanzar en la introducción de cambios en el modelo de atención a las personas que necesitan apoyos, especialmente mayores, viene siendo puesta de manifiesto reiteradamente tanto por parte de las personas afectadas, la ciudadanía en general, como en ámbitos científicos y profesionales. Así, desde hace más de dos décadas, países del norte de Europa, USA, Australia, Canadá y otros, trabajan en la búsqueda y experimentación de nuevos itinerarios de atención, basados en aspectos como: la provisión integrada de servicios sociales y sanitarios, mantenimiento de las personas en su entorno habitual, oferta de alternativas al domicilio que garanticen el lema “vivir como en casa”, diseño de ambientes y entornos facilitadores y amigables con las personas que necesitan apoyos, modelo de atención centrado en la persona y sus preferencias, y la promoción de la autonomía personal, potenciando sus preferencias y su capacidad de elección, la continuidad con sus entornos pasados y la preservación de su dignidad e intimidad.

A nivel estatal, este debate, aparece de manera incipiente hace ya más de una década, sin haber conseguido avanzar de manera significativa, tanto en su conceptualización como en su puesta práctica. Algo parecido sucede en la CAPV, a pesar de que el desarrollo de su sistema de atención a las personas mayores y con diversidad funcional más avanzado que en el resto del Estado. Así, en diferentes ámbitos profesionales, asociativos y también relacionados con la toma de decisiones políticas, adquiere cada vez más fuerza la reflexión sobre cómo abordar un itinerario de cambio desde la coherencia y sostenibilidad de nuestro sistema actual. La CAPV ha iniciado en el año 2011, este proceso innovador, desde la certeza de que afronta un reto complejo, un cambio en la cultura de la atención a las personas que necesitan apoyos, muy especialmente, en el sistema institucional.

Los cuadernos prácticos que se presentan, pretende compartir y presentar algunas de las buenas prácticas, experiencias e investigaciones que se están realizando en Euskadi, estado español y Europa para avanzar en la innovación social y sociosanitaria. El respeto a los derechos de las personas, la integralidad en la atención, los ambientes y entornos, la incorporación de las actividades terapéuticas a la vida cotidiana, y otros aspectos, serán analizados en esta iniciativa.

Dirigida a:

Gestores y Responsables públicos relacionados con el ámbito del envejecimiento, las situaciones de dependencia y la discapacidad; sector asociativo relacionado con estos sectores de intervención, con especial atención al de las personas mayores; profesionales de los ámbitos de intervención gerontológica y de la diversidad funcional; profesionales de sectores relacionados; y la sociedad en general.

Programa:

11.00h: Inauguración: Dña. Lide Amilibia. Directora de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco

11.20h-13.00h: Mesa redonda: «El Modelo de Atención Centrada en la Persona: herramientas para su aplicación». Dña. Lide Amilibia

Ponencia: «Marco Conceptual: El Modelo de Atención Centrada en la Persona». Dña. Mayte Sancho (Matia Instituto Gerontológico)

Ponencia: «Cuadernos Prácticos. Modelo de Atención Centrada en la Persona». Dña. Teresa Martínez (Principado de Asturias) y Dña. Pura Díaz Veiga (Matia Instituto Gerontológico)

13.00h: Coloquio, preguntas

Inscripción gratuita: http://form.jotformeu.com/form/21152354749353

Fecha: 28 de Marzo de 2014

Horario: 11.00h – 13.00h

Lugar de celebración: Edificio Lakua. Salón de actos principal. Calle Donostia-San Sebastián 1. Vitoria-Gasteiz

Fuente:  http://www.matiafundazioa.net/documentos/ficheros/formacion/4_Folleto_informativo.pdf

La dificultad del Psicólogo para trabajar con mayores


Me ha gustado leer lo que comenta mi compañero. Al final añado mi respuesta a un comentario que han hecho en esta entrada del blog.

Mi comentario:

Alejandra, siento discrepar con lo que comentas, pero tu visión está muy lejos de la realidad. Para empezar, el legislador no valora al psicólogo, y ello se puede observar claramente en las plazas que oferta tanto para PIR, como para las autonomías y provincias, donde otros profesionales que no menciono para no crear más discrepancias, realizan evaluaciones psicológicas en los domicilios. ¿En qué cabeza coge? Pues se hace.

En relación a los mayores que viven en residencias, si bien es cierto que a todos nos gustaría vivir en nuestra casa, donde hemos pasado tantos años y hemos vivido tantas experiencias; dadas las circunstancias personales de cada uno por las que se ha visto obligado a ingresar en una residencia, no se puede plantear el hecho de volver a casa. Muchos mayores, bien cognitivamente, son conscientes de ello y no pasan el día pensando en volver a casa, sino que se dedican a realizar actividades, pasar buenos ratos con los compañeros y adaptarse a su nueva vida. Aquellos mayores que pasan el día pensando que quieren irse a su casa (que están bien cognitivamente), son personas ancladas en el pasado, que sólo piensan en cómo era antes su vida y se niegan a hacer actividades e integrarse en el grupo y echar buenos ratos. Esto es en general, claro está. Cada persona es un mundo, pero suele ocurrir así.

Con respecto al papel del psicólogo en los centros de mayores, éste se encarga de estimular la mente de los usuarios, claro está, pero no sólo hace eso. Estimula y, a la vez que estimula, diseña actividades creativas para conseguir otros objetivos ocultos, como pueden ser fomentar la cohesión social del grupo, integrar a una persona determinada, tratar indirectamente problemas de conducta o emocionales de determinados usuarios, y un sin fin de objetivos que podría nombrar. Antes de diseñar tales actividades y establecer esos objetivos, realiza las evaluaciones psicológicas, que son más largas y complicadas de realizar que las de otros profesionales, porque se preguntan aspectos que la persona puede no estar dispuesta a mencionar o se le pide que realice actividades mentales que ya no puede hacer y se evidencia su dificultad.

El psicólogo debe tratar, controlar e intentar prevenir problemas de conducta, principalmente, de usuarios con una demencia severa. Pero no sólo hace esas labores, además debe resolver problemas entre usuarios, ayudar a los familiares a sobrellevar mejor la situación familiar e informar sobre el estado de su padre/madre.

Por otro lado, cabe mencionar, que no sólo se realiza estimulación cognitiva, sino que hay muchas más actividades que realizan una función muy importante en el estado mental y emocional del usuario y en su bienestar y calidad de vida. Algunas de ellas son arteterapia, estimulación sensorial, Montessori, musicoterapia, talleres de crecimiento personal, etc.

Me gustaría añadir que terapeutas ocupacionales y psicólogos no tienen porqué estar enfrentados cuando el trabajo se realiza en común y las actividades se diseñan en equipo, donde cada profesional aporta sus conocimientos. Esto que comento no es una utopía, pues en mi trabajo lo hacemos así y todas las compañeras del equipo de terapia tenemos muy buena relación.

Para terminar, yo me pregunto, si el terapeuta ocupacional se dedica al estado funcional de la persona y no evalúa cognitivamente al usuario, ¿por qué sí realiza el trabajo de estimular ese área que no evalúa y en la que no ha establecido unos objetivos determinados e individualizados? Estoy de acuerdo en que realicen la estimulación cognitiva, mis compañeras lo hacen, pero no estoy de acuerdo en el razonamiento “si ya tenemos terapeuta, que hace la estimulación cognitiva, ¿para qué queremos a un psicólogo?”.

Un saludo,

Silvia Adame Fernández.

Envejecer, una nueva etapa

No es nada fácil, y no me refiero al hecho de trabajar con este grupo poblacional, si no a las trabas y dificultades que ponen tanto gobierno como algunas empresas.

Empecemos con el gobierno. De aquí a unos meses, el psicólogo en una residencia de mayores o en una Unidad de Estancia Diurna será una utopía. La ratio (número de horas de trabajo según el número de residentes/usuarios) de los técnicos en general es cada vez menor, y el trabajo que se puede realizar con calidad, por ende, también es menor.

Sigamos con las empresas. Para colmo,  hay que sumar la poca valoración que merecen los psicólogos por parte de algunas que empresas, las cuáles ni nos valoran ni piensan valorarnos por que consideran que nuestro trabajo no es necesario, ya lo puede un terapeuta ocupacional o un monitor… vergonzoso.

En mi caso estudié cinco años para tener la licenciatura…

Ver la entrada original 164 palabras más

Terapias no farmacológicas en demencias, II Jornada de actualización en Gerontología


El día 13 de mayo tendrá lugar en Boadilla del Monte, Madrid una jornada de actualización gerontológica en el uso de terapias no farmacológicas en demencias. Esta jornada ha sido organizada por el Departamento de Psicología CEU San Pablo y la Fundación María Wolff. 

DESCRIPCIÓN
El concepto de terapias no farmacológicas (TNFs) se viene utilizando desde hace varias décadas para referirse a intervenciones que, a través de agentes primarios no químicos, pretenden mejorar la calidad de vida de las personas sanas o enfermas.
El campo potencial de las TNFs es muy amplio: abarca muchas patologías y técnicas de índole física, físico-química, psicológica, social motora y ambiental.
Las TNFs han de estar basados en el método científico, es decir, deben ofrecer intervenciones con resultados positivos predecibles. Las TNFs, por tanto, enriquecen y aporten racionalidad a los cuidados de la persona o paciente individual.
El Departamento de Psicología de la Universidad CEU San Pablo junto con la Fundación María Wolff organiza esta jornada que tiene el objetivo de:
Dar a conocer el campo de las TNFs´S a distintos profesionales involucrados en la atención a personas con demencia.
Conocer el grado de aplicabilidad y eficacia de las TNFs´S
Conocer los programas de intervención con distintos colectivos

Conocer la evidencia científica que acompaña a estas actividades.

FECHA Y HORA:
Miércoles, 13 de mayo del 2013
De 09:30 a 19:00
LUGAR:
Escuela Politécnica Superior (Aula Magna)
Campus de Montepríncipe
Avenida de Monteprícipe, s/n
(Urbanización Monteprícipe)
28668 Boadilla del Monte Madrid (España)
Tlf: 91 456 63 11

DESCARGAR EL PROGRAMA DE LA JORNADA

Yo ya estoy inscrita 😀

INSCRIPCIÓN GRATUITA HASTA COMPLETAR AFORO

guadalupe@mariawolff.es

Espero que sea de vuestro interés. Un saludo,

Silvia Adame Fernández.

Envejecimiento con éxito en centros de mayores


Hace un tiempo hablaba del envejecimiento con éxito. Éste y otros términos, como el envejecimiento activo, están muy de moda. Pero parece que éstos sólo se utilizan en referencia a personas mayores autónomas y que se encuentran bien. No obstante, en las residencias de mayores también se puede llevar a cabo un envejecimiento con éxito. 

Basándonos en el Modelo S.O.C. (optimización selectiva con compensación), el envejecimiento con éxito se basa, en las diferencias inter e individuales y la capacidad adaptativa del ser humano, en referencia a la plasticidad cerebral y la reserva cognitiva. Ello permite el cambio de nuestro cerebro en respuesta a la experiencia o estimulación, así como el uso de mecanismos de compensación optimizando el rendimiento cognitivo. 

El término Selección hace referencia al incremento de las dificultades y limitaciones que se dan en el envejecimiento. Ante esto, la persona debe adaptar sus tareas y centrarse en aquellos dominios de alta prioridad, reajustando sus metas personales. 

Asimismo, el término Optimización implica la adaptación a la pérdida de las capacidades, optimizando aquellas actividades que se llevan a cabo. 

Por último, la Compensación consiste en adaptarse a esta pérdida de capacidades, bien con el uso de instrumentos, bien sustituyendo las actividades que ya no puede realizar con soltura para centrarse en otras más adecuadas a sus capacidades. 

¿Cómo aplicamos el modelo SOC a los centros de mayores?

Dada la situación de continuas pérdidas en la vejez, la persona tiene que ser realista y reajustar sus metas u objetivos, lo que conllevaría una mejora de su bienestar. Si la persona mayor, que se encuentra en una residencia por diferentes circunstancias, elige sus metas realistas en función a su situación, puede ser feliz y estar satisfecho/a con su vida, realizando aquellas actividades que resulten de su agrado, como dedicar tiempo a sus aficiones (pintura, costura, plantas, música, etc.), estableciendo relaciones positivas con otros usuarios de la residencia, manteniendo las relaciones positivas con sus familiares, así como mantener el contacto con vecinos y amistades, invitándoles a visitarlo/a. No podemos cambiar su situación, pero sí podemos contribuir a su bienestar haciendo posible la selección, optimización y compensación de las pérdidas reajustando las metas personales y realizando actividades agradables.

Además, es muy importante para las personas que viven en centros de mayores sentir que tienen algún control sobre su vida. Esto se puede realizar tomando algunas decisiones, como escoger la ropa, actividades a realizar, dedicar tiempo al autocuidado y elegir con qué personas relacionarse y dedicar tiempo a ello.

¿Qué opináis al respecto? Espero que este post sea de vuestro agrado.

Un saludo, 

Silvia Adame Fernández

Psicóloga especializada en Gerontología y Dependencia.

Envejecer en positivo