Musicoterapia y memoria en Alzheimer


Buenas tardes, comparto con vosotros un pequeño artículo de una compañera, que ilustra una parte del trabajo que realizamos cada día.

Un saludo.

Musicoterapia y neuroimagen. Philips Comparte Innovación

Mónica de Castro

La pérdida de la memoria es el síntoma principal, aunque no el único, de la enfermedad de Alzheimer.  Inicialmente, los fallos de memoria se producen sobre datos y hechos desarrollados recientemente, y a medida que la enfermedad avanza, va quedando afectada la llamada memoria episódica, la relacionada con hechos anteriores de nuestra propia vida, los sucesos vividos y las emociones asociadas.  Poder revivir recuerdos y reactivar emociones es en cierto modo, recuperar la propia identidad.

La intervención con música como elemento terapéutico en personas con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias cuenta ya con varias décadas de práctica en otros países aunque en España está dando sus primeros pasos.  La evidencia científica ha ido alimentando, durante estos años, la práctica clínica a través de numerosos estudios realizados con distintas técnicas de medición como escalas, electroencefalogramas, diversas medidas fisiológicas y análisis de videos.

Las investigaciones llevadas a cabo han ido probando los beneficios de la musicoterapia -entendida como la aplicación de la música con objetivos terapéuticos concretos a través de la interacción con el musicoterapeuta-, no sólo en el área de la memoria, sino en otros aspectos cognitivos, físicos y también sobre los síntomas psicológicos y conductuales de la persona que vive con esta enfermedad, como son el lenguaje, su estado funcional, la depresión, sus relaciones sociales o la agitación, entre otros.

La musicoterapia, como terapia no farmacológica utilizada en la enfermedad de Alzheimer, ayuda a la persona a estimular y mantener las capacidades preservadas en cada fase de la enfermedad y a mejorar su bienestar físico y psicológico.

Más allá de los instrumentos de medida tradicionales, en los últimos 20 años la evolución de las neurociencias y la utilización de neuroimágenes, ha arrojado más luz a la aplicación terapéutica de la música, desvelando qué áreas y redes neuronales se ven implicadas tanto en la percepción de la música como en su producción.

Algunos de estos hallazgos son de especial importancia para la aplicación de la música como terapia en el tratamiento y la mejora de la calidad de vida de las personas con Alzheimer.  Ha podido evidenciarse, en relación con la memoria, que, en el caso de una persona sana, la audición de una música conocida por esa persona, activa una red neuronal extensa que incluye áreas implicadas en el procesamiento tanto de la memoria episódica (autobiográfica) como de la semántica (los conocimientos aprendidos conscientemente aunque no relacionadas con la propia experiencia).

En concreto, se ha localizado una área -en el córtex prefrontal medial dorsal- que se activa cuando coinciden la audición de una música conocida por la persona con la evocación de recuerdos autobiográficos y emociones asociados a esa música.

Lo relevante de este hallazgo es que ésta es una de las zonas del cerebro que más tardan en deteriorarse en la enfermedad de Alzheimer.  Y ello implica que, a través de la audición de música conocida por la persona, podemos ayudarla hasta muy avanzada la enfermedad, a recordar episodios de su vida y revivir las emociones que se produjeron cuando la escuchó años atrás.  Esto nos ofrece una herramienta muy valiosa para que la persona con Alzheimer, especialmente en estados avanzados, cuando el lenguaje ha perdido el sentido,  pueda recuperar y sentir parte de su identidad a través de recuerdos y emociones positivas.

Es importante seguir investigando, hasta que no se logre combatir esta enfermedad o paliar sus síntomas de forma efectiva, para que la calidad de vida de las personas que la sufren sea mejor, y los estudios mediante neuroimágenes pueden aportar información muy valiosa en esta labor.

Fuentes de referencia:

  • Groussard, M. y otros (2010), “ Musical and verbal semantic memory: two distinct neural networks?”.
  • Janata P.  (2009), “The neural architecture of music-evoked autobiographical memories”.
  • Plate,l H. y otros (2003), “Semantic and episodic memory of music are subserved by distinct neural networks”.
  • Satoh, M. y otros (2006), “Positron-emission tomography of brain regions activated by recognition of familiar music”.
Anuncios

El poder de una pequeña caricia @Adamesilvia #Alzheimer


Como no podía ser de otra manera, apareciendo fotografías de mi conejo, y habiendo sido entrevistada para la publicación de esta noticia, me veo obligada a compartirla.

Personalmente, trabajo la expresión de la afectividad, las relaciones positivas entre los propios mayores y las reminiscencias, habiendo conseguido que personas con demencia severa recuerden episodios de su vida que, de otra manera, puede que no hubieran accedido a su consciencia. Es una actividad muy satisfactoria para mi, ya que ellos se ven inmensamente felices al ver el cariño y la atención que les demandan los animales. Os dejo el artículo.

DSCF8456 DSCF8464 DSCF8471 IMG-20131016-WA0004

02/12/2013 

El poder de una pequeña caricia

Una treintena de mayores del centro residencial Costa Nevada de Motril se benefician de un programa de terapia con animales.

Los sentimientos revelan el lado más grandioso del ser humano; algo que puede llegar a ser realmente sorprendente, tal y como ha ocurrido en el centro residencial Costa Nevada de Motril, donde un programa pionero en la zona está consiguiendo que un numeroso grupo de personas mayores se beneficie, en todos los sentidos, de la relación con animales de compañía y mascotas, generando una positiva interacción de la que resultan consecuencias extraordinariamente positivas para estas personas, algunas de ellas enfermas de Alzheimer o cualesquiera otra patologías.

Se trata de una experiencia en la que se ha volcado toda la comunidad profesional del centro y que genera una valiosa impresión para todo el que ha presenciado las sesiones semanales.

La experiencia, ya desarrollada con éxito en varios ámbitos más tanto hospitalarios como asistenciales, fue trasladada al centro residencial Costa Nevada hace pocos meses; primero se establece un contacto a nivel motriz al que sigue el contacto verbal. Se trabaja con animales muy receptivos a las personas “y en las personas se desarrolla aún más el lenguaje, las actividades psicológicas, la afectividad, la impulsividad, etc…”, explica la fisioterapeuta de Costa Nevada, Natalia Domínguez Mejías.

Las consecuencias positivas se reflejan en muchos frentes. Por lo pronto, el contacto visual, olfativo y auditivo de los mayores con los animales disminuye los niveles de cortisol, que es lo que provoca la agitación y por tanto en algunos casos la esa relación del mayor con el animal disminuye incluso la agresividad que padecen algunos residentes. La repercusión es positiva en pacientes de Alzheimer, demencias y un largo etcétera.

“Es emocionante ver la reacción de algunas de estas personas cuando ven llegar a los animales, su expresividad se desborda”, relata la psicóloga, Silvia Adame.

Los animales terapeutas por excelencia son el caballo, el delfín y el perro. Lógicamente, en lugares como el centro residencial motrileño se trabaja con animales pequeños, especialmente perros, conejos, gatos, etc… Desde la puesta en marcha de esta experiencia todo son emociones y sensaciones difíciles de explicar, pues hay mayores cuyo contacto con la mascota genera un increíble caudal de cariño, que se canaliza de un modo terapéutico y que contribuye indiscutiblemente a la mejora de la calidad de vida de los residentes, muchos de los cuales rememoran sus propias vivencias mientras acarician o hablan a sus mascotas, recuerdos que en muchos casos se habían extinguido o que permanecían muy ocultos. El poder de una pequeña caricia de los mayores, mientras acogen en brazos un conejito, es algo que sencillamente no tiene palabras.

Un valioso recurso

Los trabajadores se muestran muy sorprendidos por la inercia que se ha creado con esas pequeños e intensos recuerdos. Natalia Domínguez explica que esta experiencia es habitual en muchos hospitales, sobre todo con niños, donde se genera algo muy especial entre estos y las mascotas; lo que hacía perfectamente extrapolable el programa al ámbito geriátrico, en donde está resultando ser algo francamente positivo. “Los animales vienen una vez a la semana, por la mañana que es cuando las personas mayores están mucho más receptivas”, explica la fisioterapeuta.

En la actualidad, participan una treintena de usuarios del centro repartidos en pequeños grupos… “son momentos en los que se fomenta el contacto con la realidad, estimulándose a personas que son muy dependientes”, explica Domínguez. Se trata de resultados que no se pueden conseguir por otros medios, utilizándose al animal como recurso terapéutico

Entrevista al Dr. Javier Olazarán sobre las Terapias No Farmacológicas en Demencias.


Entrevista realizada por Circunvalación del Hipocampo al Doctor don Javier Olazarán Rodríguez.

Invitado.

Dr. Javier Olazarán

El Doctor Javier Olazarán Rodríguez, neurólogo de la Fundación Maria Wolff en Madrid, España, es un reconocido experto en terapias no farmacológicas en la enfermedad de Alzheimer, tema sobre el que ha tenido la amabilidad de concedernos esta interesantísima entrevista.

Circunvalación del Hipocampo: ¿Qué áreas de la enfermedad de Alzheimer son más susceptibles para la aplicación de las terapias no farmacológicas?

Doctor Olazarán: En principio, todas las áreas clínicas, tanto de la persona con demencia (cognición, capacidades funcionales, afectividad, conducta, capacidades motoras, salud física, calidad de vida) como del cuidador (bienestar psicológico, carga objetiva, calidad de vida) son susceptibles de mejorar mediante terapias no farmacológicas (TNF). Pero conforme avanza la demencia, el objetivo ha de ir desplazándose de lo cognitivo a lo funcional, físico, afectivo y calidad de vida, haciendo cada vez más hincapié en el asesoramiento y acompañamiento del cuidador.

Es posible además que, en las fases iniciales de la demencia, la aplicación de TNF permita reducir el coste económico global de la enfermedad de Alzheimer.

Las intervenciones psicosociales con cuidadores profesionales también son importantes: se puede mejorar el manejo conductual o el uso de sujeciones mecánicas. En Maria Wolff hemos desarrollado intervenciones para profesionales con las que hemos eliminado el uso de sujeciones mecánicas a la vez que hemos reducido el uso de psicofármacos.

Circunvalación del Hipocampo: ¿Son comparables la eficacia y la relación coste/eficacia con las de las terapias farmacológicas disponibles?

Doctor Olazarán: La eficacia cognitiva y funcional que proporcionan los fármacos y las TNF, globalmente considerada, es comparable y aditiva. Este hecho ha sido sólidamente constatado en pacientes con demencia ligera o moderada que tomaban inhibidores de la colinesterasa y que además participaron en algún programa de estimulación cognitiva o multicomponente. Más aún, cuando lo que se pretende es incidir sobre una función muy concreta, las TNF permiten una mayor especificidad y alcanzan mayor eficacia. Por ejemplo, si lo que pretendemos es que una persona con demencia ligera sea capaz de consultar un calendario todos los días para realizar una determinada actividad, un entrenamiento aplicando técnicas como la recuperación espaciada o el aprendizaje libre de error será más eficaz que un inhibidor de la colinesterasa.

En lo que respecta a la mejoría afectiva, conductual y de calidad de vida, las TNF son claramente superiores a los fármacos y tienen un perfil de tolerabilidad y seguridad mucho más favorable. En este sentido son especialmente recomendables el manejo conductual, el uso de la música, la reminiscencia y el ejercicio físico (solos o en combinación), los programas de educación y asesoramiento del familiar cuidador, los programas multicomponente para la persona con demencia y el cuidador (realizados en el propio domicilio) y los programas de entrenamiento del cuidador profesional.

Circunvalación del Hipocampo: La aplicación grupal y la individualizada, ¿son complementarias, o existe superioridad de una sobre la otra?

Doctor Olazarán: Esto depende de qué tipo de TNF estemos considerando. Por ejemplo, la estimulación cognitiva es mejor si es grupal, siempre respetando las afinidades y gustos personales y dentro de una cierta uniformidad en cuanto al grado de severidad y al perfil neuropsicológico de la demencia: existen personas con demencia a las que no les gusta trabajar en grupos, en cuyo caso hay que respetar esa preferencia, dado que un rechazo del paciente a la intervención posiblemente la haga ineficaz, o incluso contraproducente.

El entrenamiento cognitivo, que se dirige hacia la mejora de capacidades cognitivas específicas, ha de ser más individualizado, aunque también admite sesiones grupales. La rehabilitación cognitiva, por definición, es individual: se marcan objetivos relevantes para la persona con demencia y se ponen en juego estrategias implicando generalmente también al cuidador e incluso a algún otro familiar.

En general, el grado de severidad de la demencia tiende a ser un factor determinante de la individualidad o grupalidad de las intervenciones: en personas con poco deterioro los grupos de intervención pueden ser más grandes pero, en los casos de demencia avanzada, las intervenciones ya solo pueden ser individuales. Los programas de educación del familiar cuidador se centran en el manejo del estrés y el afrontamiento de problemas y están dirigidos a mejorar el bienestar psicológico del cuidador. Parece que estos programas son más eficaces si son individuales.

Los programas de asesoramiento del familiar cuidador son más completos y, por definición, individuales. Se basan en una valoración más profunda de la persona con demencia y de los posibles recursos del cuidador. Además de educar a este, a lo largo del programa se valora la posibilidad de que el cuidador participe en algún grupo de apoyo (p. ej., grupos de autoayuda en la asociación de familiares) y de que se implique algún otro familiar.

Finalmente, debemos mencionar los programas multicomponente centrados tanto en la persona con demencia como en el cuidador. Se trata de programas altamente individualizados, diseñados y llevados a cabo por terapeutas ocupacionales en el propio domicilio de la persona con demencia. Se asesora sobre cómo modificar el entorno adaptándolo a la pérdida progresiva de capacidades y sobre cómo poner en juego los potenciales recursos del cuidador. Con estos programas se han obtenido los mayores tamaños de efecto conocidos hasta la fecha, tanto en las capacidades funcionales de la persona con demencia como en la calidad de vida de la persona con demencia y del cuidador.

Circunvalación del Hipocampo: ¿Pueden o deben ser implicados los cuidadores en las terapias no farmacológicas? En caso afirmativo, ¿en qué forma?

Doctor Olazarán: Las TNF no pueden sustituir a los cuidados y por tanto no han de ser obligadas. Asumiendo una situación de cuidados excelentes, las TNF ofrecen el valor añadido de la replicabilidad de la intervención y de la previsibilidad del efecto. Como el abanico de TNF es amplio, Implicar o no al cuidador dependerá de la situación y necesidades de cada caso particular. Por ejemplo, puede ser que el cuidador necesite descarga y que la persona con demencia necesite una mayor actividad física y social. En ese caso, lo indicado es una TNFde estimulación cognitiva o multicomponente en un centro de día. Lo importante es que todas las TNF puedan ofrecerse a aquellas personas con demencia o cuidadores que sean potenciales beneficiarios de las mismas.

Como ya se ha comentado en la pregunta anterior, los familiares cuidadores pueden ser invitados a participar en programas de educación que ayudan a cambiar la manera de pensar y de sentir ante la enfermedad y sus limitaciones. Los cuidadores también pueden participar en los ya mencionados programas de asesoramiento. En el caso de los programas de asesoramiento en el domicilio, la colaboración del cuidador es fundamental para que el programa tenga continuidad. También se ha visto que los familiares cuidadores pueden entrenar a la persona con demencia para que mejoren funciones cognitivas específicas (p. ej., el aprendizaje de nombres de personas). Sin embargo esta última modalidad es la más peliaguda: pocos familiares tienen la capacidad y motivación para mantener la disciplina necesaria para llevar a cabo una TNF estructurada de cierta complejidad. Cosas sencillas, como por ejemplo dar un paseo, hacer un programa de actividad social o similar son más “naturales” y sostenibles.

Circunvalación del Hipocampo: ¿Qué experiencias o programas más relevantes de terapias no farmacológicas hay en curso actualmente en España?

Doctor Olazarán: No sería posible mencionar aquí a todos los profesionales y voluntarios que, desde las asociaciones de familiares, universidades, fundaciones y centros públicos y privados trabajan en el terreno de las TNF en España. Tan sólo mencionar el trabajo pionero de la Fundación ACE en Barcelona, la Fundación Maria Wolff en Madrid, la Fundación Matia en Euskadi, la Fundación INTRAS en Zamora, el trabajo con cuidadores del grupo del Dr. Losada en la Universidad Rey Juan Carlos y, finalmente, la excelente labor del mundo asociativo agrupado por CEAFA, Fundación Alzheimer España y AFAL.

Circunvalación del Hipocampo: Doctor Olazarán, muchísimas gracias por su amabilidad al habernos concedido esta entrevista. Sin duda sus respuestas ayudarán a nuestros lectores a comprender mejor la importancia de las terapias no farmacológicas en la enfermedad de Alzheimer.

Referencia bibliográfica para citar esta entrevista:

De la Vega, R. y Zambrano, A. Entrevista temática al doctor Javier Olazarán Rodríguez: terapias no farmacológicas en el alzhéimer [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, junio 2012 [Consulta: 12 septiembre 2013]. Disponible en: http://www.hipocampo.org/entrevistas/jolazaran.asp.

Mitos y creencias de la enfermedad de Alzheimer vía Alzheimer Universal


Comparto un pequeño artículo que he leído y con el que estoy de acuerdo. Es de la web de Alzheimer Universal.

Mitos y Creencias… de la enfermedad de Alzhéimer

Existen muchas creencias falsas acerca del envejecimiento y del alzhéimer que están dificultando realizar una detección precoz y por lo tanto empezar a estimular cuando las capacidades aun están preservadas. Por este motivo, creemos que es muy importante estar informados y desmitificar estas ideas a fin de reconocer el problema a tiempo. Porque está claro que es una enfermedad que aun no tiene cura, pero sí tratamiento y éste tiene mejores resultados si se aplica lo antes posible.

1. La demencia es consecuencia normal del envejecimiento.

Falso. La edad es el principal factor de riesgo pero no es el único. Cerca del 20% de las personas mayores de 80 años tienen demencia, el 80% restante no.

2. Los problemas de memoria son parte del envejecimiento.

Falso. La memoria y la velocidad para procesar la información disminuyen ligeramente con la edad, pero no interfieren en el funcionamiento del día a día. De hecho, la repercusión en las actividades es uno de los signos de alerta ante la enfermedad.

3. El Alzheimer no tiene tratamiento.

Falso. A pesar de no haber cura para la mayoría de las demencias, esto no significa que no haya tratamiento. Esto incluye los tratamientos farmacológicos o bien las intervenciones psico-educativas: estimulación cognitiva, terapia psicológica de apoyo, terapia de orientación a la realidad, reminiscencias, arte-terapia o recursos sociales.

4. La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia.

Verdadero. Es la causa más frecuente, con un 50-60% de los casos. Algunas de las otras demencias más frecuentes son la demencia vascular, la demencia por cuerpos de Lewy o la demencia Fronto-Temporal.

5. La mayoría de personas con demencia viven en los países desarrollados.

Verdadero. El 66% (12 millones) de las personas con demencia viven en los países desarrollados.

Visita la web del artículo: 

http://www.alzheimeruniversal.eu/2013/03/16/mitos-de-la-enfermedad-de-alzheimer-y-creencias-falsas/

___________________________________________________________________________________

Estos mitos son reales, en el sentido de que la gente piensa que es así. Estoy de acuerdo con todo y muchas personas asignan la palabra Alzheimer a cualquier demencia, sin tener un diagnóstico, sólo por ser la más conocida. El Alzheimer es un tipo de demencia y no todas las demencias tienen porque ser Alzheimer. Por lo tanto, no se debe adjudicar la palabra Alzheimer a una persona que se observa que tiene alguna demencia, pero no tiene diagnóstico.

Acabo de actualizar mi perfil en About.me


Buenas tardes. Acabo de actualizar mi perfil en About.me. ¿Lo conoces? Te invito a visitar mi página.

About.me

 

Haz click en el link: About.me/Adamesilvia

Un saludo,

Silvia Adame Fernández

Psicogerontología. Entrevista de Eldersarea


Entrevista a Silvia Adame, psicóloga especialista en gerontología

Tal y como expresamos en nuestra presentación, queremos que este sea un espacio abierto a las experiencias y los conocimientos de todas aquellas personas que quieran aportar su visión particular para la mejora de la calidad de vida de nuestros mayores En esa línea, nos interesa muchísimo lo que los profesionales tienen que decir al respecto, por lo que tenemos la satisfacción de haber podido hablar con Silvia Adame, psicóloga especialista en gerontología y dependencia, además de la responsable de Envejecer en positivo. Podéis seguirla en TwitterLinkedin y Pinterest.
Os dejamos aquí la interesante charla que hemos mantenido con ella. ¡Gracias por tu tiempo Silvia!
Silvia Adame
Es común ver a profesionales gerontólogos que inician su camino laboral trabajando con menores, como es tu caso Silvia. ¿Podrías contarnos a qué se debió tu cambio, a simple vista, tan radical?
Desde que comencé a estudiar psicología me interesó el tema de los mayores. Cuando estudiaba la adultez tardía me acordaba de mis abuelos y sentía curiosidad por saber más acerca de las temáticas relacionadas con las personas mayores. Después me interesé un poco por el trabajo con niños, pues quería probar en más ámbitos de la psicología para decidir mi futuro profesional. Más bien fue el destino quien fue poniendo en mi camino el trabajo con menores, pero llegó un momento en el que decidí volver al estudio de la gerontología. En realidad, no sé qué fue lo que me hizo dar ese cambio. Tal vez fuera el hecho de que siempre había estado ahí ese interés y pasión por aprender más sobre el trabajo con personas mayores y pensé ¿por qué no? La verdad es que estoy muy contenta con mi elección, aunque ahora mismo la situación para encontrar trabajo es un tanto complicada. Siento que es lo que me gusta y lo que quiero hacer.
En ocasiones, es posible asociar el comportamiento que tenemos las personas al inicio de la vida y al final, como si con la edad volviésemos de alguna forma a ser niños. ¿Encuentras en tu día a día ejemplos de este fenómeno?
Si en algún aspecto podemos parecernos a los niños cuando somos mayores, puede ser en que, dado todo lo vivido, son menos importantes las normas sociales y nos da más igual lo que piensen los demás. Los niños pequeños no sienten vergüenza por lo que hacen, a no ser que los mayores les riñan por ello. Hay estudios que defienden que, conforme nuestra percepción del tiempo es más finita, es decir, percibimos que el tiempo que nos queda es más limitado, como en la adultez tardía, tendemos a regirnos menos por pautas normativas (normas sociales) y tendemos más hacia el autocontrol, teniendo más libertad de elección. En resumen, nos regimos más por nuestras propias normas, siendo menos importantes las normas sociales.En tu blog has hablado en alguna ocasión de la jubilación, ¿crees necesaria una cierta preparación psicológica para esa nueva etapa de la vida? ¿Cómo podemos hacerlo?

La jubilación trae consigo muchos cambios en la vida de la persona. En primer lugar, la persona pasa de tener una ocupación a tener todo el tiempo del mundo. Además, se da un cambio de estatus, pasando de ser trabajador a jubilado; un cambio socioeconómico, en la red social, entre otros. Por ello, es necesario preparar la jubilación con antelación, siempre que se pueda, adelantándonos a esos cambios para llevarlos de la mejor manera posible.

En la preparación para la jubilación son importantes aspectos como el autoconocimiento, de cara a realizar actividades que siempre nos han gustado o hemos querido realizar; organizar el tiempo libre; mantener, reforzar y/o aumentar los contactos sociales; pero sobre todo, tener metas y objetivos, que son los que nos hacen tener algo por lo que vivir.

La parte psicológica también es muy importante una vez hemos superado la frontera entre el trabajo y el retiro. ¿Cuáles dirías que son las principales actuaciones para un envejecimiento más saludable, desde el punto de vista de la psicología?

Serán beneficiosas todas aquellas actividades que refuercen las destrezas y competencias personales, manteniendo a la persona activa social, física y mentalmente. Por ello,  es importante  ejercitar la mente, un ejercicio físico continuado, repercutiendo este último en el estado de ánimo, el estrés y la ansiedad y el funcionamiento intelectual, entre otros.

Además, realizar numerosas actividades, como actividades agradables y conductas altruistas de apoyo, como el voluntariado, tienen implicaciones positivas en la persona, además de favorecer una continua estimulación.

Una de los principales temores de las personas con familiares en edad avanzada es la aparición de demencias. ¿Podrías ilustrarnos con alguna señal de alarma para detectarlas rápidamente?

El fallo de la memoria reciente es el principal indicador de que algo está cambiando. La mayoría de las demencias van precedidas de deterioro cognitivo leve (D.C.L.). Hay que estar atentos ante fallos de la memoria, si descolocan las cosas; problemas con el lenguaje (no encuentra la palabra), desorientación espacial y/o temporal, si se observa un deterioro en el razonamiento y el cálculo, así como si se ve afectada la realización de las actividades de la vida diaria.

A día de hoy la demencia no tiene cura, pero según los trabajos de algunos expertos, puede minimizarse el avance e incluso hasta detenerse. ¿Qué opinión tienes al respecto? ¿Tienes alguna línea maestra a seguir en estos casos?

Dado que a día de hoy todavía no se conocen sus causas ni su curación, aunque sí su inicio y algunos factores asociados, no creo que se pueda asegurar que tal o cual factor pueda evitar o prevenir las demencias, como el Alzheimer, una de las más comunes y más estudiadas. Sin embargo, sí estoy convencida de que se puede postergar su aparición y ralentizar su evolución mediante las terapias de psicoestimulación y farmacológicas. Lo más importante, por lo tanto, es la prevención.

A la hora de intervenir a través de la estimulación cognitiva, y conociendo las fases generalizadas del deterioro cognitivo, trato de trabajar aquellas capacidades en las que hay cierta dificultad, para mantenerlas el mayor tiempo posible y potenciar las capacidades preservadas, reduciendo el avance del deterioro cognitivo.

A menudo se asocia la vejez con la dependencia. Sabiendo que en cierta medida esto es inevitable, creemos que ciertos hábitos de vida nos pueden ayudar a minimizar esta dependencia con la madurez. ¿Nos darías unos breves consejos al respecto?

Para postergar la aparición de dependencia es aconsejable llevar un estilo de vida activo y saludable. Para ello, se debe hacer una buena distribución del tiempo del que disponemos. Es importante llevar una alimentación sana y equilibrada, realizar ejercicio físico con regularidad, dedicar tiempo al autocuidado, mantener y aumentar las relaciones sociales, así como al ocio y tiempo libre. Resumiendo, lo más importante es la actividad física, mental y social, implicándose en múltiples actividades que generen satisfacción.

Sabemos que estás interesada en la afectividad y la sexualidad entre personas mayores, una cuestión que puede ser considerada como tabú en nuestra sociedad. Muchos expertos lo ven como una parte esencial para una vida plena, ¿qué opinión tienes al respecto? ¿Cómo podemos ayudar a romper las barreras psicológicas que tenemos?

Parece que nos cuesta imaginar que las personas mayores tienen deseos sexuales y se considera como un acto deshonesto, sólo por el mero hecho de ser mayores. Nos cuesta imaginar que nuestros familiares mayores tienen esas necesidades o practican sexo. Hay que cambiar la visión de la sociedad acerca de la sexualidad en la vejez. Para romper esas barreras, debemos entender que, como personas que somos, tenemos necesidades sexuales y afectivas independientemente de la edad y que, la expresión de la sexualidad no tiene porqué incluir el coito. Pueden ser caricias y/o cualquier acto que implique placer.

Como buena conocedora la de la relajación en la imaginación, ¿podrías explicarnos de forma sencilla de qué se trata? ¿Cómo puede ayudar a nuestros mayores?

flores_soleadas-1024x768La relajación en la imaginación es un tipo de relajación que se realiza a través de la evocación de imágenes mentales, que producen un alto grado de relajación, con la ayuda de música relajante para la persona. Consiste, pues, en imaginar situaciones agradables, donde la persona se siente completamente segura y tranquila, como darse un baño relajante, tumbarse en un prado y sentir el calor producido por los rayos del sol sobre nuestro cuerpo, o pasear por la arena de una playa desierta. Al conseguir un estado de relajación y desconexión de nuestra mente, el cuerpo también se relaja. Para que la relajación en la imaginación funcione correctamente, hay que practicar. Su práctica continuada produce efectos beneficiosos sobre la salud.


CUARTO DE BAÑOAdemás de los efectos beneficiosos sobre la salud que puede tener su uso con personas mayores, sirve para mejorar funciones cognitivas como la atención y la concentración. También sirve para desconectar un poco de nuestras vidas y los problemas, ya que nos sentimos muy bien y podemos vivir mentalmente cualquier situación agradable. Por ejemplo, podemos ver fotos de un lugar que nos guste y después practicar imaginando que lo visitamos y pasamos allí un rato agradable. Al evocar emociones positivas, provoca también en la persona un mayor bienestar tras la relajación. Por lo tanto, su uso con personas mayores tendría efectos beneficiosos para su salud física y mental.

En eldersarea creemos que la tecnología puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas mayores, fomentando el envejecimiento activo y facilitando ciertas tareas habituales. ¿Utilizas alguna nueva tecnología en tu trabajo diario en gerontología?

Para empezar, siempre que imparto un taller, lo hago usando Power Point. Además, en uno de los centros de mayores donde he estado (y voy a menudo de visita) intervenimos en estimulación cognitiva con un programa de ordenador táctil llamado Gradior. A los mayores les gusta mucho e incluso algunos discuten por ser los primeros en “jugar” con el ordenador. Por último, en Cruz Roja, donde voy como voluntaria una vez por semana, estamos impartiendo un taller de iniciación a las nuevas tecnologías, ya que creemos que es muy importante para las personas mayores la adaptación a los cambios de la sociedad.

Las personas mayores demandan una mayor independencia con garantías, ¿consideras que no estamos aprovechando el potencial de la tecnología para ayudarles en este sentido? ¿Cómo podemos avanzar en ello?

Creo que, en este sentido se podría hacer mucho más. Se invierte tiempo y recursos para un envejecimiento activo, se promociona también el uso de las nuevas tecnologías para ello, pero no llega a todos los mayores que se podría llegar. No se dedican los suficientes recursos y creo que se debería hacer mejor, porque hay una gran brecha tecnológica que va a producir mucho sentimiento de soledad. Las tecnologías están cada día más presentes en nuestra vida diaria, pasamos el día pegados al móvil con el Whatsapp, por ejemplo, y nuestros abuelos no suelen entender la mitad de las conversaciones sobre Facebook, Twitter o Whatsapp. Yo lo estoy observando en mis reuniones familiares. Se quedan aislados en las conversaciones y, si esto aún no pasa mucho, sí va a pasar en muy poco tiempo, a no ser que se introduzca aún más a nuestros mayores en estas tecnologías.

Por supuesto, las nuevas tecnologías son importantísimas para mantener a nuestros mayores el mayor tiempo posibles en sus casas, ofreciendo seguridad y conexión con el mundo exterior. Este es un aspecto muy importante también, en el que ya está trabajando.

Podríamos trabajar en ello también usando más los ordenadores desde las asociaciones u organizaciones como Cruz Roja, mediante el voluntariado, por ejemplo, yendo a casas de personas mayores una vez a la semana para explicarles y ayudarles a solventar problemas con el ordenador. Tampoco me lo he planteado antes, pero el voluntariado puede hacer mucho bien y se puede utilizar en este ámbito.

Para terminar, y siendo conscientes de la importancia de la cultura para una vida plena, queremos seguir una tradición para conocernos mejor por medio de nuestros gustos. Dinos una película, una canción y un libro que eres capaz de revisitar de tiempo en tiempo.

“En busca de la felicidad”, de Will Smith es una película que me motiva ya que el protagonista, a pesar de las adversidades y con su persistencia y alta motivación, consigue su objetivo tras mucho esfuerzo y dedicación. Una canción que me gusta muchísimo, flamenquilla, es “El sabor de la vida”, de Navajita Plateá. Por último, un libro que siempre tengo a mano y del que leo partes de vez en cuando es el famoso libro “Fish”, de Stephen C. Lundin, Harry Paul y John Christensen.

Visita el blog de Eldersarea

Envejecer en positivo

Cómo ser más compasivos con las personas con demencia – BBC Mundo


Cómo ser más compasivos con las personas con demencia – BBC Mundo – Noticias.

Anciana

El gobierno británico lanzó un proyecto para entrenar a miles de conductores de autobuses para que puedan reconocer y ayudar a los pasajeros con demencia.

La iniciativa está tratando de alentar a todo el público a ser más consciente de las necesidades de las personas mayores con demencia y ayudarlas en su vida diaria.

Durante dos horas, 11 miembros del personal estuvieron reunidos en una sesión ardua que comenzó con una simple prueba de memoria.Yo estuve presente en una sesión de entrenamiento en un depósito de autobuses en una parte industrial del noroeste de Londres, donde se guardan 100 autobuses y que es la base de trabajo de 300 conductores.

El entrenador, Keith Shear, dijo a los conductores que era un ejercicio sencillo. Les pidió que dibujaran ambas caras de una moneda de 1 penique, con todos los detalles posibles que pudieran recordar.

“¡Es facilísimo -bromeó- ustedes manejan esas monedas todos los días!”.

Se escucharon gemidos de algunos conductores que no lograban recordar los detalles o las palabras de la moneda.

Quienes lograran dibujarlas correctamente podían obtener doce puntos. Pero los participantes sólo obtuvieron entre dos y cinco.

Keith puso el ejercicio en el contexto de la demencia y dijo a los conductores: “imagínese que ustedes olvidaran los detalles de cada aspecto de su vida -tomar desayuno, cómo vestirse- sólo imaginen lo frustrante que eso sería”.

Posteriormente se pidió a los participantes que escribieran en distintos pedazos de papel sus posesiones más preciadas: el nombre de su ser más querido, una habilidad que los hacía sentir orgullosos o un recuerdo atesorado.

Keith recogió los papeles de cada persona.

Y les dijo: “Yo soy su demencia en este momento de su vida. Piensen por un momento lo que sería su vida si les hubiera quitado esas posesiones”.

“Y si creen que no puede haber nada peor que eso, están equivocados. Porque con el paso del tiempo voy a regresar y a llevarme todo lo que tienen. Se quedarán sin nada”.

Los participantes admitieron que el ejercicio era muy emotivo y muy difícil de aceptar. Inevitablemente comenzaron a surgir historias sobre experiencias familiares.

Pasajeros “problemáticos”

En un autobús hay barreras para poder tener una buena comunicación, como la pantalla que protege al personal en las ciudades contra los asaltos.Y los conductores admiten que si alguien parece problemático en un autobús, su primer instinto es tratar de expulsar a ese pasajero. Pero ahora sienten que deben ser extra vigilantes por lo que ese pasajero puede estar pasando, particularmente si se trata de alguien que no tiene aliento alcohólico.

“Necesitan ser conscientes de las dificultades que una persona con demencia tiene para enfrentar el día, la fecha y hora” explica Keith.

“Quizás ustedes me están diciendo que mi pase de autobús ha expirado o que sólo lo puedo usar después de las 9.30. Pero el tiempo no tiene ningún significado para mi. Yo no entiendo sus puntos de vista o porqué se están enojando tanto conmigo”.

Los conductores recibieron consejos sobre cómo sonreír y hacer contacto visual, dejar que el pasajero se sentara para que pudiera serenarse y no arrancar el autobús deprisa si el individuo no parecía muy firme.


Cerca de 3.000 conductores recibieron ya el entrenamiento. Y se espera que muchos más en todo el país también lo reciban.

Andrew Chidgey, de la organización Alzheimer’s Society, que está ayudando a dirigir las sesiones, acepta que los servicios de salud necesitan desempeñar un mayor papel en el tratamiento de las personas con demencia. Pero agrega que ayudar a los pacientes de esta forma práctica, entrenando a los conductores, también es vital.

“Para los conductores esto significa que tienen un papel realmente importante para ayudar a la gente en su comunidad a mantenerse independientes” dice el funcionario.

“Y esto también se aplica a otros trabajadores, como los que venden el periódico u ofrecen otros servicios”.

Una de las participantes, Krystyna Ryan, de 59 años, dijo que “los conductores necesitan ser capaces de ayudar a los pasajeros que tienen problemas de salud, en especial demencia, porque no siempre se habla o se reconoce esta enfermedad”.

Los conductores Chris Peter y Krystyna Ryan