Hacer positiva nuestra labor en el cuidado #Dependencia


Este post va dirigido, especialmente, a los cuidadores, formales e informales, de personas mayores dependientes que viven en sus casas (también se puede aplicar a mayores que viven en centros).

Hay muchas personas mayores que pasan la mayor parte del día en casa, sin salir. Aquellos que viven en casa, muy probablemente, tienen muy poca actividad, física, social y mental. Estas personas pasan el día sentadas, viendo la televisión, sin estimulación. El día se hace aburrido, monótono. Ya sabemos que cuanto menos hacemos, menos ganas tenemos, por lo que la apatía (falta de motivación o entusiasmo) aumenta cada día. Esta falta de actividad, de motivación, de acción, puede llevar a una depresión establecida.

Los cuidadores debemos hacer lo que esté en nuestra mano por mejorar la vida cotidiana de esta persona, familiar o usuario, que nos está pidiendo a gritos que hagamos algo.

Pero, ¿qué puedo hacer yo si esta persona no tiene ganas de nada y ha perdido la ilusión por la vida?  

En muchas ocasiones, no sabemos qué preguntarle, estamos cansados con tanto trabajo, no tenemos tiempo de pararnos a hablar un ratito, de realizar algún juego, un sinfín de “límites” que obstaculizan un cuidado con esencia

En primer lugar, podemos comenzar por pequeños detalles, pequeñas actuaciones positivas en el cuidado, que no nos llevarán mucho tiempo. Por ejemplo:

En el aseo:

Utilizar un perfume agradable y de adulto. Con esto quiero decir a no usar la típica colonia fresca de bebés, que tanto he visto usar con mayores. No. 

Seguro que nuestro mayor tiene bastante ropa elegante colgada en el armario. Si apenas sale de casa, ¿para qué la quiere ahí guardada? Pongámosle algo elegante (tampoco me refiero a ropa de boda). ¿Por qué no ha de ir bien vestido a diario? Esto hará que se sienta mejor consigo mismo, influyendo positivamente en su autoconcepto. Además, es un buen momento para hacerle cumplidos y, con estas acciones estamos promoviendo que las posibles visitas también le hagan algún comentario sobre su buen aspecto. 😀

Si, además, les damos el peine para que se peinen por sí mismos, que se echen el perfume; los incitamos a que ellos mismos se aseen, en la medida de lo posible, y les apremiamos por ello, estaremos fomentando su autonomía y autoestima

Alimentación:

Ya que tenemos que cocinar algo para ellos, ¿por qué no algo que realmente les guste? Su comida favorita, algún postre que le saque una sonrisa (arroz con leche, por ejemplo). Y, si vamos más allá, ¿por qué no nos interesamos por cómo lo cocinaba ella (o su mujer) e intentamos cocinar de un modo más parecido y que le traiga recuerdos positivos? Pensándolo bien, además aprendemos otro modo de realizar el mismo plato. También podemos comprar de vez en cuando algún alimento que sabemos que le gusta mucho. 

Aspectos relacionales y actividades:

¿Le preguntamos a menudo como se siente? Si está triste o desganado, ¿porqué? ¿Qué le apetece hacer? Si quiere hablar de algo en particular, si quiere que ordenemos sus cosas… Podemos interesarnos por su persona, preguntarle por sus aficiones, que nos pueden dar ideas sobre qué actividades podemos realizar juntos. Por ejemplo, si le gustan mucho las plantas, salir al patio de la casa o balcón e intentar que él/ella colabore en las labores (plantar semillas, transplantar, regar, cortar, etc.). 

Es importante llevarlos a dar paseos al aire libre porque, a la vez que le da el sol, tan beneficioso, también fomentamos que se relacione con otras personas. Si nos cruzamos con vecinos, tratar de iniciar y mantener una conversación, podemos acercarnos a un parque, e intentar conversar con niños, adultos, etc. 

En casa, también podemos hacer juegos de palabras: decir palabras que empiecen o terminen por tal o cual sílaba, palabras relacionadas con algún significado, etc. 

Cuanta mayor actividad física, social y mental tenga, más lento será el deterioro, se encontrará mejor de ánimo, la convivencia o el cuidado se hará más llevadero y de un modo más saludable para ambos, y seremos más felices. Si las actividades son agradables para él/ella, acabará proponiéndonos a nosotros las actividades, lo cual significará que su vida tiene sentido y tiene ganas de vivir y disfrutar. Por otro lado, a estas edades tienen muchos dolores, si están entretenidos con actividades significativas para ellos, ni se acordarán del dolor.

Entiendo que muchas veces, el cuidar se hace pesado, nos cuesta entendernos con nuestro mayor, no entiende que nosotros también tenemos una familia y, al final, acabamos cansados y desmotivados. Debemos entender también a nuestro mayor. Ponernos en su lugar. ¿Cómo te sentirías si tuvieras que pedir ayuda cada vez que necesites ir al baño o beber agua, en lugar de ir tú solo/a cuando te apetezca, si tuvieras que permanecer sentado/a hasta que te ayuden? ¿Cómo te sentirías si no pudieses decidir dónde colocar tus objetos personales en tu propia casa? ¿Cómo te sentirías si manejasen tu dinero sin consultarte? Es una gran pérdida de control sobre tu propia vida y, ello crea sentimientos negativos, como falta de control sobre tu propia vida, sentimiento de inutilidad, sentimiento de ser una carga para las personas que quieres, etc. Es muy importante tener en cuenta todo esto antes de dar una mala contestación a nuestro mayor. Debemos comprender que no se siente precisamente bien.

Con lo cual, dar los buenos días con una sonrisa y decirlo con la boca bien abierta es muy importante. Minimizar las quejas a los achaques, comentarles todo aquello que nos gusta de ellos (“me gusta hablar contigo sobre estos temas”, “¡me encanta este perfume!”, “¡qué bien te sienta esta camisa!). 

Espero que estos consejos sirvan de algo, ya que no quitan demasiado tiempo.

Es importante hacer positiva nuestra labor en el cuidadoFoto personal-crop1-crop

Saludos,

Silvia Adame Fernández.
Licenciada en Psicología, Máster en Gerontología. 

Anuncios

El afecto positivo y su relación con la salud #EnvejecimientoSaludable


El afecto positivo hace referencia a la capacidad de experimentar emociones positivas, representando la dimensión de la emocionalidad placentera. Se manifiesta a través de alegría, motivación, energía, deseos de afiliación y sentimientos de logro o éxito. Las personas con alto afecto positivo suelen experimentar sentimientos de satisfacción, gusto, entusiasmo, energía, amistad, afirmación y confianza

Mayores

Diversas investigaciones demuestran que el afecto positivo está relacionado con una mejor y una mayor longevidad. Por ejemplo, en una investigación prospectiva, de dos años de duración, realizada con personas de entre 65 y 99 años, observaron que la presencia de afecto positivo o bienestar emocional tiene un impacto distinto a la ausencia de depresión, o de afecto negativo. Además, los resultados obtenidos indicaban que el afecto positivo protegía a los individuos del deterioro físico producido por la edad, repercutiendo positivamente en su independencia funcional y esperanza de vida. Además, se ha relacionado la presencia de afecto positivo con una disminución del riesgo de infarto de miocardo y de apoplejía (Ostir, Markides, Peek y Goodwin, 2001).

A nivel más general, se ha encontrado una asociación entre afecto positivo y menores tasas de enfermedad. Si ya se conocía que el afecto negativo estaba relacionado con la enfermedad, en ese estudio se observó que el afecto positivo mostraba una asociación más fuerte con las tasas de enfermedad (relación negativa) de la que mostraba el afecto negativo. Con lo cual, la presencia de afecto positivo asociada a una menor tasa de enfermedad es más fuerte que la asociación entre una presencia de afecto negativo y la enfermedad.

La influencia positiva en la salud del afecto positivo podría explicarse mediante dos vías, la primera de ellas es la relacionada con el efecto directo que ejerce el afecto positivo sobre el sistema fisiológico. Esta afectividad positiva se ha relacionado también con unos niveles más bajos de cortisol en saliva, tasa cardíaca más baja, una menor respuesta fibrinógena al estrés y una menor respuesta inflamatoria (Steptoe, Wardle y Marmot, 2005; Steptoe, Gibson, Hamer, y Wardle, 2007). Además, se ha relacionado con unos mayores niveles de oxitocina y endorfinas (Gerra et al., 1996, 1998). Por tanto, el afecto positivo actúa como amortiguador del estrés, minimizando sus efectos negativos, y mejora la respuesta del sistema inmune

Por otro lado, algunos estudios han demostrado que la presentación de estímulos agradables tienen una repercusión en la respuesta psicobiológica. Por ejemplo, se ha observado un incremento en la actividad del córtex frontal izquierdo ante la presencia de olores agradables, y una mejora de la actividad del sistema inmune mediante un incremento en la secreción de inmunoglobulina-A, ante la presentación de estímulos verbales positivos. Asimismo, la expresión de emociones positivas repercute en una disminución del cortisol en saliva (Watanuki y Kim, 2005).  

La segunda de las vías, más indirecta, hace referencia a las conductas que llevamos a cabo mediante el afecto positivo, pues este facilita la creación y mantenimiento de vínculos sociales, protectores a su vez, de la salud. Tiene sentido que, iniciemos un mayor número de conversaciones o intentemos mantener las relaciones con los demás cuando nos sentimos bien, además de llevar a cabo más conductas de autocuidado y acciones protectoras de la salud, como realizar ejercicio físico, comer de manera saludable, etc. 

Sabiendo que experimentar afecto positivo tiene efectos realmente beneficiosos en las personas, los profesionales que trabajamos con personas mayores, sobre todo, el psicólogo, tratará siempre de crear ambientes agradables, actividades que fomenten la experiencia del afecto positivo aunque la actividad trate de trabajar otros aspectos. En mi trabajo diario, siempre busco realizar la actividad de algún modo que trabaje las emociones positivas, complementando la actividad programada ese día. Mi tono de voz y mi forma de hablar predispone al mayor a responder de un modo más alegre y positivo, además de minimizar o desvalorizar las respuestas negativas restándole importancia, por ejemplo, a las quejas típicas de los mayores sobre sus “achaques”.no-dejes-apagar-el-entusiasmo-trabaja-aspira-tiend-20120827083941-0243700076939398

Siempre es importante proponer y realizar actividades agradables, además de hacerles cumplidos cuando nos gusta algo de ellos, fijándonos en los pequeños detalles del día a día de la persona. Por ejemplo, observando esos pequeños detalles, podemos hacer un cumplido si la persona lleva un pañuelo bonito o distinto en el cuello, si se ha pelado o se ha arreglado especialmente ese día, etc. Esto es importante, y lo reflejo en este espacio, ya que he mencionado arriba que la presentación de estímulos verbales positivos mejora la respuesta del sistema inmune. Además, hacemos que la persona que reciba el cumplido se sienta muy bien, mejorando su autoconcepto y, por último, hacer cumplidos no cuesta nada y es gratis.

Os dejo una entrada del blog “Piensa en Positivo” sobre algunos de los beneficios de hacer cumplidos: http://eligetuactitud.wordpress.com/2011/07/29/haz-sonreir-a-los-demas-haz-cumplidos/

Bibliografía:

– Gerra, G., Fertomani, G., Zaimovic, A., Caccavari, R., Reali, N., Maestri, D., Avanzini, P., Monica C., Delsignore, R. y Brambilla, F. (1996). Neuroendocrine responses to emotional arousal in normal women. Neuropsychobiology, 33, 173-181. 
– Gerra, G., Zaimovic, A., Franchini, D., Palladino, M., Giucastro, G., Reali, N., Maestri, D., Caccavari, R., Delsignore, R. y Brambilla, F. (1998). Neuroendocrine responses of healthy volunteers to “techno-music”. Relationships with personality traits and emotional state. International Journal of Psychophysiology, 28, 99-111. 
– Ostir, G.V., Markides, K.S., Peek, M.K. y Goodwin, J.S. (2001). The association between emotional wellbeing and future risk of myocardial infarction in older adults. Primary Psychiatry, 8, 34-38.
– Steptoe, A., Gibson, E.L., Hamer, M. y Wardle, J. (2007). Neuroendocrine and cardiovascular correlates of positive affect measured by ecological momentary assessment and by questionnaire. Psychoneuroendocrinology, 32 (1), 56-64.
– Steptoe, A., Wardle, J. y Marmot, M. (2005). Positive affect and health-related neuroendocrine, cardiovascular, and inflammatory processes. Proceedings of the National Academy of Sciences, 102, 6508-6512.
Vázquez, C., Hervás, G.,  Rahona, J.J., y Gómez, D. (2009). Bienestar psicológico y salud: aportaciones desde la psicología positiva. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud, 5, 15-28.

Espero que os resulte interesante. Saludos,

Silvia Adame Fernández
Licenciada en Psicología.
Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores. 

Envejecimiento Positivo

Yoga en las personas mayores.


Si bien es cierto que las posturas de yoga parecen complicadas para practicarlas a cierta edad, sí existe la posibilidad de practicarlo de una manera suave y sin forzar el cuerpo más allá de sus posibilidades. Concentrarse en la respiración mientras mantienes una postura, nos ofrece la posibilidad de desconectar de la vida diaria y mejorar nuestro autoconcepto, pues estamos realizando una actividad física que repercute positivamente en nuestro cuerpo. Además, sentir la tensión de una o varias zonas corporales nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y sentirnos mejor. Por último, realizar esta actividad nos relaja física y mentalmente, con las repercusiones positivas que ello conlleva (disminución de sensación de estrés, experimentación de sensaciones positivas, mejor funcionamiento fisiológico, etc. ). 

A continuación, dejo DOS post que he encontrado sobre la práctica de yoga en personas mayores. 

Un saludo y feliz fin de semana, 

Silvia Adame Fernández,

Psicóloga especializada en Gerontología. 

Envejecer en positivo

———————————————————————————————————————————————————–

Entrada vista en Salud para nuestros mayores

Existen muchas formas de yoga suave que puede lograr rejuvenecer el cuerpo entero.

Una persona puede llegar a edad avanzada lúcida y en excelente estado desalud, recuerden nunca es tarde para reaccionar.

Existen muchos trastornos, como la artrosis, propios del deterioro físico que se produce; estos trastornos pueden prevenirse o retardarse con la práctica del yoga.

Es preciso considerar el envejecimiento como una etapa interesante de la vida, que dependerá siempre de nuestra actitud interna, de cómo tomemos esta fase de la vida.

Beneficios del yoga:

Entre los beneficios del yoga se encuentran:

Incrementa la flexibilidad.

Mejora el tono muscular.

Tiene un efecto relajante.

Aumenta la concentración.

Fortalece los huesos, mejora la respiración y la circulación.

Estimula el sistema inmunológico.

Mejora el funcionamiento de los órganos sexuales.

Ayuda a balancear las emociones.

Lo ideal es realizar la práctica con la dirección de un profesor y realizar previamente una consulta médica.

Con ciertas posturas practicadas con suavidad, se ayudara a que la corriente sanguínea, irrigue el cerebro, activando todos los vasos del cuerpo y evitando el esclerosamiento de las arterias.

Con ejercicios y posturas adecuadas, lo devolveremos la flexibilidad a la columna vertebral.

La práctica del Yoga es una excelente forma de mantener la mente y el cuerpofuerte y saludable a cualquier edad.

El Yoga es muy beneficioso en el aspecto físico como así también en el psicológico para las personas mayores.

Vídeo: Yoga para nuestros mayores

————————————————————————————————————————————————————

Post del blog  El ojo del tigre, Blog de Yoga Coslada

Como siempre hemos comentado en otros artículos y publicaciones, Yoga es un método completo en sí mismo y sin limitación ninguna, ni en el alcance de sus objetivos, ni en la edad de comienzo ya que sus patrones de ejercicio basados en la filosofía de la vida misma son adaptables a cualquier edad y en cualquier momento y lugar dependiendo solamente de la propia limitación del estudiante.

Con ciertas precauciones es ideal

Teniendo en cuenta que sus ejercicios moderados están dirigidos a la columna vertebral y la felxibilidad general del cuerpo y esta es símbolo de la juventud física y mental, ahí tenemos los ingredientes remedio para la edad avanzada.

Como una máquina, que necesita cuidado apropiado y mantenimiento. La mejor manera de cuidar su cuerpo y los huesos es a través del yoga. Este ejercicio ha demostrado aumentar de manera drástica su salud si se practica regularmente.

Las Técnicas de Yoga Previenen los Problemas de la Edad Avanzada

El Yoga te ayuda a prevenir la degeneración. Los años han ejercido una presión en los huesos con la dieta inadecuada, el abuso con el trabajo, y postura equivocada. Si usted ha pasado por estas actividades durante años sin hacer ejercicio de manera regular, entonces su cuerpo, en última instancia, se acabará colapsando.

Estudios recientes revelan que las personas de edad que comenzaron a practicar posturas de yoga frenaron su proceso de envejecimiento y se sintieron mejor que nunca. El Yoga tiene por objeto unir y equilibrar los diferentes componentes de su cuerpo. Es un sistema integrado para el beneficio del cuerpo, mente y espíritu.

Si eres realmente serio a la hora de yoga para frenar el envejecimiento, mirar en la práctica de Asanas. Dicha práctica implica ejercicios de respiración y meditación para eliminar alteraciones digestivas, las venas varicosas, debilidades crónicas y otras condiciones que suelen acompañar a al vejez. La práctica de yoga con regularidad también ayuda a controlar el peso ya que te permite ser más consciente de tu cuerpo. Estarás capacitado para responder a la llamada del cuerpo y conseguir sintonizarlo con tu mente. Con la ayuda del Yoga usted puede, de forma natural, tener una vida más larga puesto que puede influir positivamente en los factores fundamentales que determinan el alargamiento de la vida tal como: el cerebro, las glándulas, columna vertebral y los órganos internos. A Medida que envejece, el cuerpo necesitará tomar más oxígeno. Cada una de las células en su sistema serán afectadas debido a la falta de oxígeno. El Yoga alimenta todas aquellas células a buscar el oxígeno que necesitan. Fortalece la espalda, aumenta su capacidad pulmonar.

Así que haga yoga como parte de su rutina.

ALGUNAS PRECAUCIONES

Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta antes de iniciar entrenamiento del yoga:

  • Personas Mayores que han hecho yoga antes y que están familiarizados con los procesos deben ser capaces de seguir haciéndolo por sí solos. Es importante recordar a medida que usted envejece no podría ser capaz de todo lo que el modo de que cuando era joven. Si usted exigirse demasiado puede fácilmente salir lastimado.
  • No intente hacer yoga por sí mismo si nunca lo ha hecho antes. Algunos de los ejercicios son muy complicados y usted pueden serYOga es ideal para conservar la juventud y mantener las facultades mucho tiempoprjudiciales si no se realizan correctamente. Ciertos ejercicios tampoco deben hacerlos de ancianos, excepto con las variaciones y correcciones más convenientes, especialmente si usted nunca lo hizo antes.
  • Encontrar una clase de yoga con un experto instructor que sepa cómo ayudar a los ancianos. Para aquellos que pueden permitirse un entrenador personal de yoga, hay instructores que vendrá a su casa. Por otro lado, ser parte de una clase de yoga puede ser mucho más divertido que hacerlo solos.
  • Una buena esterilla de yoga es todo lo que necesitas antes de iniciar esta actividad. Gimnasios o centros de la comunidad ofrecen estas clases con sus esterillas disponibles.

Nunca hacer nada que causa dolor o si usted se siente incómodo y no le permite hacer los asanas. La lesión puede llevar mucho tiempo para sanar, especialmente cuanta más edad tiene. Puede hablar con cualquier persona que practica yoga con regularidad y no importa si son 15 o 90 años de edad, todos te dirán qué bien se siente después de una sesión de yoga. No tiene nada que ver con un momento determinado, sino más bien con la relajación que proviene de la respiración y la mente.

Beneficios psicológicos del ejercicio físico. #EnvejecimientoActivo


Además de los beneficios para la salud que trae consigo la realización de ejercicio físico, también se ha observado que la salud física percibida correlaciona negativamente con la aparición de cuadros depresivos (Mella et al. 2004), con lo cual, la práctica continuada de ejercicio podría prevenir la aparición de depresión en personas mayores, por las sensaciones positivas que trae consigo la realización de ejercicio. 

Este aspecto es importante, dadas las continuas pérdidas a las que se enfrenta la persona mayor en su vejez, pérdida de amigos y familiares, pérdida de capacidades, etc. Por ello es de vital importancia potenciar los aspectos positivos que conlleva la vejez, como es el aprovechamiento del tiempo libre para vivir experiencias positivas. En concreto, la realización de ejercicio físico influye positivamente en la salud mental, como he comentado, propiciando un aumento en la autoestima global de la persona, su autoconcepto, sensación de autoeficacia y la satisfacción con la vida. Además,  correlaciona negativamente con el estrés, la ansiedad y la depresión, con lo cual, a mayor realización de ejercicio físico, menor estrés, ansiedad y depresión.

Pero además de estos beneficios, también mejoran la atención, concentración y memoria. Un ejercicio que se podría hacer es ir fijando nuestra atención en todo aquello que vamos viendo mientras realizamos ejercicio y, una vez finalizado, intentar recordar todo aquello que hemos ido viendo (niños jugando, tienda de ropa, mujer paseando a su perro, etc.). 

Para potenciar las sensaciones positivas de la realización de ejercicio, se puede realizar junto con otras personas, mientras se van intercambiando opiniones, experiencias, potenciando las relaciones sociales y previniendo la soledad. 

¡Feliz lunes!

Silvia Adame Fernández

Psicóloga especializada en Gerontología. Envejecer en positivo