La belleza está en los ojos del que mira.


Andrés Serrano: Budapest (the model) 1994

Andrés Serrano (New York 1950) hizo una de las fotografías ya célebres de los años 90, la cual  representa el cuerpo desnudo de una mujer anciana. El Bastón, el cigarrillo, la otra mujer (posiblemente joven) abandonada en colchón… posiblemente después una relación sexual…. el significado está abierto.

Andrés Serrano, un fotógrafo polémico que se ha distinguido por retratar aquello que “nadie” quiere ver, dice acerca de sí mismo que él no es un fotógrafo sino un artista con cámara.

El cuerpo envejecido y desnudo es una de las imágenes que más se han ocultado en la historia. Antes del siglo XIX solo la pintura había conseguido “retratar” ese cuerpo en decaimiento.

En este sentido y guardando las distancias, la fotografía de Serrano recuerda de alguna forma la obra  Las tres edades de la mujer y la muerte (Hans Baldung) y algunas de sus evocaciones. La evidente pérdida de la lozanía, el paso del tiempo, el sentimiento que despierta en el espectador, esa confusión de significados, esa iniciativa de admiración y pasión que rápidamente se ve anulada por la contundencia de la vejez y las noticias de la decrepitud inevitable.

—————————————————————————————————————————————————-
¿Qué opináis de la imagen?
La gran importancia que se atribuye en la sociedad actual a la belleza, el continuo bombardeo de publicidad y el actual modelo de belleza asociado a la juventud, tienen especial influencia en las mujeres, más sujetas aún al modelo de belleza. Con esta continua obsesión por la belleza, por el exterior, las apariencias, estamos fomentando una sensación negativa y de disminución de la autoestima de las cada vez más mujeres mayores que hay en la actualidad. Se busca una piel tersa, músculos firmes, etc. Lo único que hacemos es crear sensaciones de inseguridad y desagrado con el propio cuerpo. Muchas mujeres mayores piensan que los hombres no se interesan por ellas, sino que se interesan por chicas jóvenes y esto no es del todo así. 
Por otro lado, decimos mucho que lo importante es el interior, cuando en realidad sí que le damos importancia al cuerpo. Debemos trabajar en la aceptación de las personas mayores de su cuerpo haciéndoles ver que tienen la misma capacidad para disfrutar y hacer sentir placer a otra persona. Por esta vía, podemos trabajar la aceptación del propio cuerpo y el aumento de la autoestima, sabiendo que este cuerpo, sin ser firme ni de piel tersa, puede generar sensaciones de placer en otra persona y emitir sensaciones positivas. En otra ocasión trataré con más profundidad los afectos y la sexualidad en el mayor, tema tabú en la actualidad.

 A continuación, dejo un post sobre la belleza, que me ha parecido interesante y con el que estoy totalmente de acuerdo: 

http://www.vinividivinvi.com/2010/01/la-belleza-esta-en-los-ojos-del-que.html

 Aunque siempre he oído  aquello de: “Sobre gustos no hay nada escrito”, tengo que deciros que esto no es así. Sobre gustos hay millones de escritos. Y podría citar varios, pero me quedaré con Umberto Eco y su  libro “Historia de la belleza“, en el que rastrea a lo largo de dos mil quinientos años de historia las formas que tomó el ideal estético.  No os voy a contar  lo que gustaba allá por la prehistoria, edad media y renacimiento… creo que más o menos todos sabemos como han ido evolucionando y cambiando los gustos sobre las hermosuras humanas (aunque os invito a que leáis el libro de Eco). De lo que os voy a hablar es de mi concepto de belleza.
 Cuando hablo de belleza siempre me influyen más las connotaciones subjetivas añadidas que las objetivas. Quiero decir que la belleza es subjetiva en tanto que ésta es relativa a la apreciación del observador. David Hume dijo La belleza de losobjetos reside en la mente de quien los observa; la belleza de las personas también reside en nuestra mente, no en una mayoría, no en unos cánones impuestos por la sociedad… Tu belleza, la mía, la de todos es completamente subjetiva. A mi particularmente, se me puede desmontar en la cabeza la idea de belleza de alguien si lo conozco y es un necio/a.
Yo encuentro de una extremada belleza  a personas que me llenan con su sonrisa, a las que luchan por ser mejores cada día, a aquellas con inquietud intelectual, a las que dan una gran importancia al sentido del humor, a personas que actúan con el corazón, a las sensibles, a las positivas, a las que saben ponerse en la piel de otros, las que son honestas con los demás y consigo mismas, a las que van con la verdad por delante, a las coherentes, a las que me llenan de energía… 
La belleza es armonía, eso es cierto, pero desde mi mirada, siempre veré más  bello a alquien que  en su balanza de equilibrio armónico, ésta se inclina más hacia aquellas cosas que no se ven a simple vista.
Este tipo de belleza es intemporal y transcultural.
ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO.
Un saludo,
Silvia Adame Fernández
Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.

3 pensamientos en “La belleza está en los ojos del que mira.

¿Te ha gustado?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s