I Evento de Toma de Conciencia del #BuenTrato a los #Mayores @somosMAYORia


I Evento de Toma de Conciencia del #BuenTrato a los #Mayores.

Buen trato

Ayer, 15 de junio, asistí invitada por Serpentina Senior al evento, con motivo del Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en los Mayores.

Debemos aprovechar este día, como hizo @somosMAYORia, para concienciar a la sociedad sobre el maltrato, ya que no dejan de salir casos a la luz.

Informar sobre las distintas formas de maltrato es esencial para prevenirlo, así como llevar a cabo un envejecimiento activo y saludable, para retrasar la dependencia.

Todos somos personas y tenemos una serie de derechos que deben ser respetados. Conocerlos y ser conscientes de ellos hace que evitemos actos que los vulneren. Ante todo, la empatía es clave en relación al buen trato, así como recordar los logros que ha ido cosechando la persona, su historia de vida, de cara a ofrecer un buen trato. En general, los mayores nos han dado mucho y ahora es cuando debemos estar ahí y ofrecerles el apoyo que necesiten.  

Fue un acto muy bonito, en el que todo aquel que quiso, puso su granito de arena haciéndose una foto por el buen trato y escribiendo en un libro, destinado para tal fin.

 

IMG_20140615_111344

Anuncios

Aprovechar al máximo las oportunidades para tener un bienestar físico, psíquico y social.


Especial Envejecer y en Envejecimiento Activo del IMSERSO:
Según la OMS el envejecimiento activo es el proceso de aprovechar al máximo las oportunidades para tener un bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida. El objetivo es extender la calidad y esperanza de vida a edades avanzadas. Además de continuar siendo activo físicamente, es importante permanecer activo social y mentalmente participando en: actividades recreativas, actividades con carácter voluntario o remuneradas, actividades culturales y sociales, actividades educativas, vida diaria en familia y en la comunidad.
El envejecimeinto tiene lugar en el contexto social de amigos, compañeros, vecinos y familiares. Esta es la razón por la que la interdependencia y la solidaridad entre generaciones son principios importantes del envejecimiento activo. La Real Academia Española define el Envejecer como “Dicho de una persona o de una cosa: Hacerse vieja o antigua” o “Durar, permanecer por mucho tiempo”. Pero el proceso de envejecimiento es algo más.

Las personas mayores representan el grupo de población más variado y heterogéneo, con diferencias biológicas, físicas, mentales, culturales, históricas… que no sólo las distinguen de los adultos y de los niños, sino que también les hace ser diferentes entre ellos mismos, por lo que podríamos concluir que sólo comparten el “envejecimiento cronológico”, pero no el vital.

Durante el envejecimiento no sólo se producen pérdidas y deterioros, también se mantienen los aprendizajes y la experiencia, e incluso se desarrollan o aprenden nuevas habilidades para la adaptación y afrontamiento de estas pérdidas, así como la capacidad para seguir creando y participando socialmente, formando parte de la sociedad.

La calidad de vida de los mayores depende de factores biológicos (asociados a la salud y la enferrmedad), pero además los factores sociales, culturales, los hábitos de vida y las características personales de cada mayor influyen en la vivencia y grado de satisfacción de esta calidad de vida.

La atención y el abordaje profesional del envejecimiento debe ser, por tanto, desde una perspectiva multidisciplinar e interdisciplinar.

Este especial es parte del reconocimiento social a las personas mayores y a su envejecimiento, y una llamada de atención a los profesionales y a la sociedad en general de la importancia de conocer esta etapa vital que puede representar una cuarta parte (y en ocasiones un tercio) de la vida de una persona.

El riesgo de no hacer nada, de Asociación Jubilares.


El riesgo de no hacer nada

piano sobre tiNo es la primera vez que comentando sobre el modelo de Jubilares alguien, de primeras, responde alguna o varias de estas sentencias:

“Será difícil que la gente se anime a cambiar de casa cuando se hace mayor”

“Qué pereza cambiar de vida, conocer gente nueva…”

“¿Y si sale mal? ¿Y si me canso de ver a los mismos?”

“Con lo bien que estoy en mi casa. Me gusta estar aquí, con mis cosas. ¿Por qué iba a cambiar?”

Estas afirmaciones encierran un pensamiento subyacente: “hacer es más peligroso que no hacer“. Gran error. Vivir es un riesgo, y tener previsión exacta de lo que va a ocurrir haciendo (o dejando de hacer) algo es una quimera.

Los riesgos de una vida en un jubilar son reales, no vamos  a negarlo. Tan reales como los que existen al mudarse de casa, al tomar un trabajo, al subirse a un coche, al besar a alguien que nos gusta. Son los riesgos de vivir en sociedad, con sus conflictos de comunicación, los mismos que uno lleva siempre solventando con un marido, un jefe, los amigos… “La amistad profunda implica el riesgo de dejarse conocer y abrirse”, dice Enrique Rojas. En fin, son los riesgos de vivir, vivir es un riesgo en sí.

¿Y si me quedo en casa? Aparentemente no cambia nada. Pero la realidad es que podría, como observamos a menudo, cambiar todo: la casa es la misma, pero esa rotura de cadera ya no permite salir a la calle (hay escaleras), dejamos de ver a los amigos (ellos también se hallan encerrados en esas jaulas de oro), dejamos de realizar las actividades cotidianas porque la casa se ha hecho demasiado grande… ¿Es eso “quedarse igual”?

ampliar zona confort

Ante esto proponemos ampliar el círculo de la “zona de confort” (recordemos el fabuloso vídeo en el que comentábamos esto). Un jubilar permite “seguir viviendo” como uno quiere, porque elimina barreras y añade herramientas de vida. Se pueden mantener nuestras cosas, nuestra gente, nuestra familia, pero además añadir más apoyos, más oportunidades, más autonomía.

Miremos hacia arriba no vaya a ser que nos esté cayendo un piano encima. Miremos hacia abajo, como decíamos hace unos días, no vaya a ser que el nivel del agua esté subiendo. Si nos empeñamos en ignorarlo será demasiado tarde, no quedará otra que construir demasiado apresuradamente otra vida, quizá incluso impuesta por otros…

No es tan arriesgado seguir diseñando la vida como uno decida por sí mismo. A eso simplemente se debería llamar vivir.

Añado un enlace a otro de mis blogs “Piensa en positivo”, donde publiqué un post sobre la zona de confort, los miedos y pensamientos asociados. 
http://eligetuactitud.wordpress.com/2012/09/28/la-zona-de-confort/

Acabo de actualizar mi perfil en About.me


Buenas tardes. Acabo de actualizar mi perfil en About.me. ¿Lo conoces? Te invito a visitar mi página.

About.me

 

Haz click en el link: About.me/Adamesilvia

Un saludo,

Silvia Adame Fernández

Yoga en las personas mayores.


Si bien es cierto que las posturas de yoga parecen complicadas para practicarlas a cierta edad, sí existe la posibilidad de practicarlo de una manera suave y sin forzar el cuerpo más allá de sus posibilidades. Concentrarse en la respiración mientras mantienes una postura, nos ofrece la posibilidad de desconectar de la vida diaria y mejorar nuestro autoconcepto, pues estamos realizando una actividad física que repercute positivamente en nuestro cuerpo. Además, sentir la tensión de una o varias zonas corporales nos ayuda a conocer nuestro cuerpo y sentirnos mejor. Por último, realizar esta actividad nos relaja física y mentalmente, con las repercusiones positivas que ello conlleva (disminución de sensación de estrés, experimentación de sensaciones positivas, mejor funcionamiento fisiológico, etc. ). 

A continuación, dejo DOS post que he encontrado sobre la práctica de yoga en personas mayores. 

Un saludo y feliz fin de semana, 

Silvia Adame Fernández,

Psicóloga especializada en Gerontología. 

Envejecer en positivo

———————————————————————————————————————————————————–

Entrada vista en Salud para nuestros mayores

Existen muchas formas de yoga suave que puede lograr rejuvenecer el cuerpo entero.

Una persona puede llegar a edad avanzada lúcida y en excelente estado desalud, recuerden nunca es tarde para reaccionar.

Existen muchos trastornos, como la artrosis, propios del deterioro físico que se produce; estos trastornos pueden prevenirse o retardarse con la práctica del yoga.

Es preciso considerar el envejecimiento como una etapa interesante de la vida, que dependerá siempre de nuestra actitud interna, de cómo tomemos esta fase de la vida.

Beneficios del yoga:

Entre los beneficios del yoga se encuentran:

Incrementa la flexibilidad.

Mejora el tono muscular.

Tiene un efecto relajante.

Aumenta la concentración.

Fortalece los huesos, mejora la respiración y la circulación.

Estimula el sistema inmunológico.

Mejora el funcionamiento de los órganos sexuales.

Ayuda a balancear las emociones.

Lo ideal es realizar la práctica con la dirección de un profesor y realizar previamente una consulta médica.

Con ciertas posturas practicadas con suavidad, se ayudara a que la corriente sanguínea, irrigue el cerebro, activando todos los vasos del cuerpo y evitando el esclerosamiento de las arterias.

Con ejercicios y posturas adecuadas, lo devolveremos la flexibilidad a la columna vertebral.

La práctica del Yoga es una excelente forma de mantener la mente y el cuerpofuerte y saludable a cualquier edad.

El Yoga es muy beneficioso en el aspecto físico como así también en el psicológico para las personas mayores.

Vídeo: Yoga para nuestros mayores

————————————————————————————————————————————————————

Post del blog  El ojo del tigre, Blog de Yoga Coslada

Como siempre hemos comentado en otros artículos y publicaciones, Yoga es un método completo en sí mismo y sin limitación ninguna, ni en el alcance de sus objetivos, ni en la edad de comienzo ya que sus patrones de ejercicio basados en la filosofía de la vida misma son adaptables a cualquier edad y en cualquier momento y lugar dependiendo solamente de la propia limitación del estudiante.

Con ciertas precauciones es ideal

Teniendo en cuenta que sus ejercicios moderados están dirigidos a la columna vertebral y la felxibilidad general del cuerpo y esta es símbolo de la juventud física y mental, ahí tenemos los ingredientes remedio para la edad avanzada.

Como una máquina, que necesita cuidado apropiado y mantenimiento. La mejor manera de cuidar su cuerpo y los huesos es a través del yoga. Este ejercicio ha demostrado aumentar de manera drástica su salud si se practica regularmente.

Las Técnicas de Yoga Previenen los Problemas de la Edad Avanzada

El Yoga te ayuda a prevenir la degeneración. Los años han ejercido una presión en los huesos con la dieta inadecuada, el abuso con el trabajo, y postura equivocada. Si usted ha pasado por estas actividades durante años sin hacer ejercicio de manera regular, entonces su cuerpo, en última instancia, se acabará colapsando.

Estudios recientes revelan que las personas de edad que comenzaron a practicar posturas de yoga frenaron su proceso de envejecimiento y se sintieron mejor que nunca. El Yoga tiene por objeto unir y equilibrar los diferentes componentes de su cuerpo. Es un sistema integrado para el beneficio del cuerpo, mente y espíritu.

Si eres realmente serio a la hora de yoga para frenar el envejecimiento, mirar en la práctica de Asanas. Dicha práctica implica ejercicios de respiración y meditación para eliminar alteraciones digestivas, las venas varicosas, debilidades crónicas y otras condiciones que suelen acompañar a al vejez. La práctica de yoga con regularidad también ayuda a controlar el peso ya que te permite ser más consciente de tu cuerpo. Estarás capacitado para responder a la llamada del cuerpo y conseguir sintonizarlo con tu mente. Con la ayuda del Yoga usted puede, de forma natural, tener una vida más larga puesto que puede influir positivamente en los factores fundamentales que determinan el alargamiento de la vida tal como: el cerebro, las glándulas, columna vertebral y los órganos internos. A Medida que envejece, el cuerpo necesitará tomar más oxígeno. Cada una de las células en su sistema serán afectadas debido a la falta de oxígeno. El Yoga alimenta todas aquellas células a buscar el oxígeno que necesitan. Fortalece la espalda, aumenta su capacidad pulmonar.

Así que haga yoga como parte de su rutina.

ALGUNAS PRECAUCIONES

Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta antes de iniciar entrenamiento del yoga:

  • Personas Mayores que han hecho yoga antes y que están familiarizados con los procesos deben ser capaces de seguir haciéndolo por sí solos. Es importante recordar a medida que usted envejece no podría ser capaz de todo lo que el modo de que cuando era joven. Si usted exigirse demasiado puede fácilmente salir lastimado.
  • No intente hacer yoga por sí mismo si nunca lo ha hecho antes. Algunos de los ejercicios son muy complicados y usted pueden serYOga es ideal para conservar la juventud y mantener las facultades mucho tiempoprjudiciales si no se realizan correctamente. Ciertos ejercicios tampoco deben hacerlos de ancianos, excepto con las variaciones y correcciones más convenientes, especialmente si usted nunca lo hizo antes.
  • Encontrar una clase de yoga con un experto instructor que sepa cómo ayudar a los ancianos. Para aquellos que pueden permitirse un entrenador personal de yoga, hay instructores que vendrá a su casa. Por otro lado, ser parte de una clase de yoga puede ser mucho más divertido que hacerlo solos.
  • Una buena esterilla de yoga es todo lo que necesitas antes de iniciar esta actividad. Gimnasios o centros de la comunidad ofrecen estas clases con sus esterillas disponibles.

Nunca hacer nada que causa dolor o si usted se siente incómodo y no le permite hacer los asanas. La lesión puede llevar mucho tiempo para sanar, especialmente cuanta más edad tiene. Puede hablar con cualquier persona que practica yoga con regularidad y no importa si son 15 o 90 años de edad, todos te dirán qué bien se siente después de una sesión de yoga. No tiene nada que ver con un momento determinado, sino más bien con la relajación que proviene de la respiración y la mente.

Disfrutar la vida puede retrasar el envejecimiento del cerebro


Madrid. (EUROPA PRESS).-

En los últimos años diversos estudios han demostrado que mantener el cerebro activo a lo largo de su vida, ya sea a través de la lectura, la escritura o juegos de inteligencia, ayuda a mantenerlo joven. El neurocientífico y catedrático de Fisiología Humana de la Universidad Complutense de Madrid, el doctor Francisco Mora, añade la necesidad de disfrutar de la vida y no sucumbir a lo que él califica como el “apagón emocional“. En su opinión, el “apagón emocional” que se suele producir tras la jubilación, entre los 50 y 60 años, “es el inicio del fin de la vida”, porque, según ha explicado en una entrevista a Europa Press, “se pierde la emoción que es la energía que nos mantiene vivo, puede alimentarse desde fuera o por lo que se ha vivido”, y, para conseguirla, “hay que dejarse llevar”.

Este divulgador, autor del libro ¿Se puede retrasar el envejecimiento del cerebro?, afirma que el cerebro se puede mantener joven siempre que sigamos unas pautas dentro del estilo de vida, ya que “la contribución de la genética puede estar en un 25 por ciento, el cerebro depende en un 75 por ciento en el estilo de vida que cada uno desarrolle”. Por tanto, añade, “en las manos del ser humano está el envejecer con éxito, lo que significa sin enfermedades y defendiendo las capacidades cognitivas, para que, al menos, no haya ninguna alteración grave hasta bien avanzados los 90 años”.

 

Pero, ¿qué pasa con la genética?. Ante esta pregunta recuerda que “los genes mutados que nos predisponen a las enfermedades tienen que expresarse por un estilo de vida, si conociésemos qué estilos de vida no debemos mantener no tendríamos algunas enfermedades. Nuestra riqueza nos está haciendo un mal en vez de un bien. Hay que cambiar”. “La mejor manera de tener un órgano activo es utilizándolo, ya que el cerebro envejece en las partes que se han trabajado”, y para ello habría que buscar gimnasios de cerebros. Desgraciadamente, manifiesta, “la sociedad se ha acomodado a valores y normas que influyen en el envejecimiento del cerebro”.

Empieza por aprender un idioma

Este experto tiene las claves, son 12, y asegura que la ciencia ha “constatado” que son efectivas para producir e enriquecer el proceso de envejecimiento. La gran mayoría son consejos emocionales que estimulan la mente. Así, dentro de la lista, sólo se puede ver el hábito de fumar como práctica nociva que recomienda eliminar. El primer punto hace énfasis en la necesidad de comer menos y de modo saludable. “La población está sobre alimentada, producimos radicales libres que son un daño para el cerebro y el resto del cuerpo”, por tanto la restricción calórica es uno de los instrumentos que “aumentan el numero de neuronas nuevas en áreas que tiene que ver con la memoria”.

En segundo lugar, aconseja hacer ejercicio físico aeróbico con regularidad porque oxigena el cerebro y entran sustancias que lo rejuvenecen. Además, advierte, “el cuerpo está diseñado para correr y saltar, desde que nos hemos hecho sedentarios padecemos muchas más enfermedades”. El tercer punto es ejercitar la mente, aunque aquí se puede ver una gran relación con el resto de punto porque para ello recomienda seguir los siguientes puntos: viajar mucho, no vivir solo y adaptarse a los cambios sociales.

Les siguen procurar no vivir con estrés y con desesperanza, dar sentido a la vida con agradecimiento, alcanzar la felicidad de las pequeñas cosas, evitar el “apagón” emocional y disfrutar de un sueño placentero “solo con la luz del cielo”. Recomienda seguir estas claves a cualquier edad y aconseja, como primer paso, aprender un idioma nuevo, sobre todo si se supera los 40 años se convierte en un estimulo para mantener al cerebro activo. “Es una manera de exigirse asimismo, que es lo que el cerebro requiere.

El cerebro requiere desafíos como el de aprender y memorizar, esto ayuda a cambiar el cableado del cerebro para bien; además aprender un idioma es emocional porque alguien que a partir de los 50 años tiene la capacidad de aprender un idioma nuevo, es digno de admiración”, concluye. 

http://www.lavanguardia.com/salud/20120217/54256034633/vida-envejecimiento-cerebro.html

 

Beneficios psicológicos del ejercicio físico. #EnvejecimientoActivo


Además de los beneficios para la salud que trae consigo la realización de ejercicio físico, también se ha observado que la salud física percibida correlaciona negativamente con la aparición de cuadros depresivos (Mella et al. 2004), con lo cual, la práctica continuada de ejercicio podría prevenir la aparición de depresión en personas mayores, por las sensaciones positivas que trae consigo la realización de ejercicio. 

Este aspecto es importante, dadas las continuas pérdidas a las que se enfrenta la persona mayor en su vejez, pérdida de amigos y familiares, pérdida de capacidades, etc. Por ello es de vital importancia potenciar los aspectos positivos que conlleva la vejez, como es el aprovechamiento del tiempo libre para vivir experiencias positivas. En concreto, la realización de ejercicio físico influye positivamente en la salud mental, como he comentado, propiciando un aumento en la autoestima global de la persona, su autoconcepto, sensación de autoeficacia y la satisfacción con la vida. Además,  correlaciona negativamente con el estrés, la ansiedad y la depresión, con lo cual, a mayor realización de ejercicio físico, menor estrés, ansiedad y depresión.

Pero además de estos beneficios, también mejoran la atención, concentración y memoria. Un ejercicio que se podría hacer es ir fijando nuestra atención en todo aquello que vamos viendo mientras realizamos ejercicio y, una vez finalizado, intentar recordar todo aquello que hemos ido viendo (niños jugando, tienda de ropa, mujer paseando a su perro, etc.). 

Para potenciar las sensaciones positivas de la realización de ejercicio, se puede realizar junto con otras personas, mientras se van intercambiando opiniones, experiencias, potenciando las relaciones sociales y previniendo la soledad. 

¡Feliz lunes!

Silvia Adame Fernández

Psicóloga especializada en Gerontología. Envejecer en positivo