La música y las caricias, terapias alternativa.


La utilidad del uso de las terapias no farmacológicas para aportar una mayor calidad de vida a enfermos de demencia.

Envejecer, una nueva etapa

La enfermedad de Alzheimer es incurable. Sin embargo, existen avances que logran hacerla más llevadera. Buen ejemplo son lasterapias no farmacológicas: «La estimulación cognitiva, el ejercicio físico o la música pueden ayudar a estos enfermos», explica Javier Olazarán, neurólogo e investigador del Centro Alzheimer Fundación Reina Sofía – Fundación CIEN, participante en el I Simposio Internacional «Avances en la Investigación Sociosanitaria en la Enfermedad de Alzheimer», celebrado en Salamanca.

Aunque resulte extraño, la música «muy seleccionada» resulta una terapia «prometedora» para este investigador, que explica su aplicación «en grupo, personalizada e incluso interpretada por los propios pacientes». Las caricias o masajes en las manos también son útiles, sobre todo en aquellos donde la enfermedad «está muy avanzada y chillan o se revuelven». Olazarán cuenta cómo han percibido que la agitación de estos enfermos «disminuye» al gozar de ese contacto.

Los cuidadores, sean profesionales o familiares del enfermo, también se ven beneficiados por estos tratamientos. «Logramos reducir el…

Ver la entrada original 274 palabras más

¿Te ha gustado?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s