El final de la vida


Conforme nos hacemos mayores somos más conscientes de que el final de la vida se acerca, pues la muerte es una condición intrínseca de la vida. La proximidad de la muerte nos trae preguntas esenciales de la vida. Es la sensación de finitud e incertidumbre sobre lo que pasará la que provoca el temor a la muerte. No obstante, si tenemos que morir es preferible hacerlo de la mejor manera posible, habiendo aceptado nuestra propia finitud, el sentido de la vida, de nuestra vida.

A continuación, dejo el enlace de un documental sobre el final de la vida. Es un documental muy bonito, que invita a la reflexión.

http://www.youtube.com/watch?v=cpIn9yFEkv0&feature=relmfu

Además, me gustaría saber vuestra opinión sobre el vídeo.

Un saludo,

Silvia Adame Fernández.

6 pensamientos en “El final de la vida

  1. La verdad que desde que tenemos a mi abuela con nosotros en casa, me replanteo diariamente lo que somos y a lo que llegamos…es sorprendente como nuestras cabezas cambian…como los cuerpos se deterioran… y, sobre todo, como nuestra mente piensa de manera diferente y nos replanteamos la llegada del final… hay quien directamente piensa que ya ha vivido suficiente y ya no le queda más por hacer…incluso quien espera resignado a que llegue lo que tenga que llegar…

    • Muchas gracias por aportar tu granito de arena a este blog y compartir tu opinión. Es verdad que hay personas mayores muy activas y con ganas de hacer muchas cosas y otras que, como bien dices, piensan que han vivido suficiente y no tienen motivación por hacer nada. Nunca sabemos cuando nos va a tocar irnos, de ahí la importancia de vivir el presente. “El pasado es historia, el futuro es un misterio y el presente es un regalo, por eso se llama presente”. Un abrazo y mucho ánimo, María Jesús.

  2. He visionado el vídeo y algunos más de la colección, que entiendo presentan ese momento al cual llegaremos todos, que es el final de nuestra existencia terrenal, la muerte, con varios mensajes, entre ellos uno muy claro, que es la preparación para ese momento, quizá excesivamente orientado a la calidad de vida en los momentos anteriores a la muerte, que ciertamente p uede golpearnos en su faceta de enfermedad.Por eso ,en mi modo de ver ,el tema tenemos que abordarlo integralmente, como “Filosofía de la Vida Vs Filosofía de la Muerte”.Pienso que es muy fácil decir/pensar que debemos de prepararnos para ese momento, que puede manifestarse en cualquier momento,lugar,de forma violenta, enfermedad prolongada…..Según las experiencias ante esa posibilidad,cada persona reacciona de forma diferente y vive su propia experiencia, pasando en la mayoría de los casos por cuatro etapas:
    La primera suele ser de NEGACIÓN,la realidad sobrepasa al enfermo y se resiste a reconocer la verdad.
    La segunda IRA, en un intento de recuperar la vida,desarrollo de una lucha interna donde aparece un intenso enojo, la IRA contra lo que está sucediendo.
    La tercera TRISTEZA, el enfermo se hace consciente del hecho.Aparece la vulnerabilidad,el llanto,mutismo y en ocasiones agresividad.
    La cuarta ACEPTACIÓN .Acercamiento progresivo a una etapa de adaptación a su nueva realidad.Comienza a experimentar un sentimiento de paz interior y exterior que no debe confundirse con la resignación.
    Es posible prepararse para afrontar la muerte tal como se plantea en la actualidad?Es posible,pero tengo serias dudas.Si creo firmemente, como algunas culturas, que en el ciclo de la vida, “Nacimiento,vejez,enfermedad y muerte” es necesario la ACEPTACIÓN como concepto en cuanto que mayoritariamente envejecemos, enfermamos y morimos, puesto que esa aceptación nos recuerda que debemos sonreir, soñar, correr, saltar, perdonar, respirar,amar sin miedos y darnos a los demás.
    Lo importante es vivir, el problema no es morir, todos pasaremos por ello, el problema es estar muerto en vida, no aprovechar los sueños, malgastar la vida.
    El problema es vivir por inercia limitados por factores entre otros,como el que dirán, “alienados “por el bombardeo publicitario que tiende a dirigir nuestro modo de vida, temores a la pérdida de seres queridos, y un sinfín de proble-mas del día a día.
    Hay que aprovechar cada instante, cada segundo de la vida y disfrutar.

    • Gracias de nuevo por comentar las entradas. Pretendo que éste sea un espacio de enriquecimiento mutuo, donde podamos comentar y compartir opiniones.
      Por un lado, estoy de acuerdo en todo lo que comentas pero, además, un problema que yo veo es que en la sociedad actual se ha dejado de lado este tema, el de la muerte, y se oculta como si fuera algo excepcional y que no ocurriera. Se trata como un tema tabú, a la gente no le gusta hablar de ello. El resultado es el miedo a la muerte. No hace muchos años, la muerte se vivía como algo natural y los niños también asistían a los entierros. También es verdad que ahora hay más avances en la medicina y todo es distinto. Lo que pretendo decir es que no se trata la muerte como algo natural, como parte natural de la vida. Muchas veces, nos aferramos a la vida aunque se pierda la calidad de ésta. Dejo un corto muy bonito que trata sobre lo que llamamos “encarnizamiento terapéutico”. Espero que sea de tu agrado. Un saludo.

  3. El agradecimiento es mutuo,no es muy habitual la contestación o la interacción cuando se participa de un tema.Suelo intentar aportar algo en aquellos temas en los que tengo algo de experiencia,algo que transmitir y,realmente hay poca intervención.Siempre he pensado y así lo manifiesto que todos tenemos algo que decir, que aportar, que transmitir, que enseñar, por pequeño que nos parezca, la experiencia de cada uno es única y las enseñanzas que aporta no se estudian en ningún sitio, tiene que transmitirlas el dueño de las mismas y cualquier foro puede acogerlas.Si nos centramos en los Blogs son, a mi modo de ver, uno de los lugares más idóneos, donde la participación y el intercambio de información harán que nuestro aprendizaje, no en el sentido clásico de adquirir conocimientos mediante el estudio, sea fructífero y aprendamos unos de otros.
    Referente al tema de la muerte,poco más que añadir a lo comentado, quizá que he vivido hace once años una experiencia, de lo que antiguamente llamamos “a vida o muerte”, sin trauma alguno,porque siempre he aceptado la posibilidad de que en cualquier momento tenemos que irnos.
    El documental es interesante, recoge fielmente la realidad “vida (representada por la ciencia médica) versus muerte” con un final no siempre esperado -no lo quiero a cualquier precio-.Que por cierto sería un tema interesante a debate.
    Como bien comentas, se está perdiendo la naturalidad respecto al fin de nuestra estancia en esto que llamamos tierra.
    Finalizo con un pequeño fragmento de un escrito-DESIDERATA- presuntamente anónimo del siglo XVII (Aunque hay serias dudas, pero lo importante es el contenido)

    “Con todas sus farsas,trabajos y sueños rotos, este sigue siendo un mundo hermoso,esfuérzate en ser feliz”

¿Te ha gustado?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s