Desarrolla tu autoestima, paso 2. #EnvejecimientoSaludable #Aceptacion


Hace un tiempo escribí sobre la autoestima en las personas mayores, indicando el primer paso a seguir para desarrollar tu autoestima. Como comentaba, siempre es positivo realizar estos ejercicios, ya que la autoestima es un continuo y siempre se puede mejorar, para llevar una vida más sana contigo mismo/a.

¿Qué hacer para desarrollar la autoestima?

Hoy os propongo el segundo paso, LA ACEPTACIÓN, para que lo trabajéis durante esta semana:

2. – Acéptate tal y como eres

No podemos controlar todo nuestro mundo, ni todo lo que nos sucede. Hay ciertos eventos estresantes en la vida de toda persona, circunstancias de la vida, dolorosas, por las que tenemos que pasar. Y es que en la vida hay que sufrir, debemos aceptar que el sufrimiento es parte de nuestra vida. Ello no implica pensar que somos simples víctimas, títeres del destino sin voluntad propia. No.

Debemos aceptar las circunstancias, como nos vienen, porque la ACEPTACIÓN es el primer paso para la ACCIÓN. Aceptarnos es vital para comenzar a sentirnos bien y ponernos manos a la obra para cambiar aquello que no nos guste.

Si no me gusta mi pelo canoso y mis arrugas, debo aceptar que son míos y que son así. El pelo canoso y las arrugas no son más que el fruto de una larga vida vivida, miles de experiencias pasadas, buenos y malos momentos, logros obtenidos fruto del esfuerzo. Si soy testarudo, aunque no me guste, debo aceptarlo, porque es una realidad. Si puedo cambiar mi forma de actuar en determinadas situaciones y ser menos testaruda, es otro tema. Estos son dos ejemplos de aceptación.

Aceptar es, pues, admitir, más allá de nuestra opinión sobre ello. Trabajar la autoaceptación consiste en aceptar nuestra vida, nuestros pensamientos, sentimientos, deseos, nuestro cuerpo. ¿Cómo lo hacemos?

Os propongo que trabajéis la autoaceptación durante esta semana, siguiendo estos ejercicios:

- Ponte frente a gran espejo y mira tu cara y tu cuerpo. Presta atención a los sentimientos que aparecen mientras lo haces. Es probable que haya partes que te desagraden, pero debes aceptar que ese es tu cuerpo, más allá de lo que opines sobre él. Quizás te ayude decirte “Ese/a soy yo en este momento. No lo niego y lo acepto”.

Nuestra autoestima no depende de nuestro atractivo físico, pero nuestra negación a vernos y aceptarnos, sí influye en nuestra autoestima.

- Acepta tus pensamientos y sentimientos tal y como son, meros pensamientos/sentimientos, para poder después corregirlos o hacer algo al respecto, en caso de ser necesario. Puede ayudarte decirte “ahora me siento así y así (describiendo las sensaciones) y lo acepto plenamente”. Como dice el Sr. Branden “un hecho es un hecho; lo que es, es; si el sentimiento existe, existe”. 

- Explórate. ¿Cúales son tus debilidades o defectos? Todos tenemos faltas y limitaciones. Si pudiéramos darnos cuenta de que el hombre no es perfecto y aceptáramos que tenemos defectos, viviríamos mejor con nosotros mismos. Conozco una frase, que dice: “en tu debilidad está tu fuerza”. Conocer tus debilidades te ayuda a vivir mejor. Te permite cambiar lo que no te gusta , mejorando tus limitaciones. También dice mucho de ti mismo pues, atreverte a hurgar donde no te gusta, tus defectos, implica valentía y coraje, así como afán de superación. Para ayudarte, puedes responder a estas cuestiones:

- Algunas de las cosas que no me gustan de mí mismo son…
- Me gusto menos cuando…
- Algunas de mis acciones que me cuesta aceptar son…
- Algunas de las situaciones que me sacan de mis casillas son…
- Si aceptara más mis sentimientos…
- Si aceptara aquello que no me gusta de mí, me sentiría…
- Algunas de las cosas que me gustan de mí mismo son….
- Me gusto más cuando…

¡A trabajar! Siempre podemos mejorar, lo único que hace falta es la voluntad. 

Saludos,
Silvia Adame Fernández
Psicóloga, Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores. 

La medición del envejecimiento. Segunda edición


Originalmente publicado en Envejecimiento [en-red]:

Descarga del documento en pdf

Rogelio Pujol Rodríguez, Antonio Abellán García, Diego Ramiro Fariñas. Departamento de Población, CSIC

El envejecimiento de la población está siendo utilizado con cierto alarmismo en los medios de comunicación. Algunas colaboraciones avisan incluso de un inminente desastre demográfico. El tema tiene una gran trascendencia en la vida social, económica y política de los países. La forma habitual de medición se apoya en la utilización de la edad cronológica o umbral fijo de los 65 años. Sin embargo hay otras formas de definir la vejez y de medir el peso de las personas definidas como mayores o viejas en el conjunto de la población; también hay otras medidas relacionadas que pueden representar fielmente el mundo de las personas mayores, u otras que pueden aportar información de la carga de una población dependiente.

Por todo ello decidimos reunir las medidas en documento del que ahora presentamos…

Ver original 262 palabras más

Curso: Efecto de la musicoterapia en personas con demencia


Originalmente publicado en :

Fecha
Del 03 al 16 de noviembre. Plazo de inscripción del 20 al 22 de Octubre

Objetivos
Ofrecer una visión científica del efecto de la musicoterapia en los aspectos cognitivos, sociales, emocionales, físicos y conductuales de la persona con demencia

Contenidos

  • Introducción a la musicoterapia
  • La intervención en demencias. Conceptos clave
  • Evidencia científica de la musicoterapia en demencias:
  • Aspectos neurológicos de la percepción y la experiencia musical
  • Efectos de la musicoterapia en las diferentes áreas de la persona: cognitiva, socioemocional, física y conductual.

Profesor

Responsables: Esther García Valverde
Musicoterapeuta de EULEN Sociosanitarios para el CRE de Alzheimer

Amplía la información sobre este curso pinchando aquí:

Puedes inscribirte directamente en el curso siguiendo este enlace  

Ver original

Celebrando el Día de la Mujer Rural


adamesilvia:

Compartiendo los sabios consejos de nuestras mayores rurales.

Originalmente publicado en Envejecer, una nueva etapa:

Entrevista Virtudes 030

Hola amigos, os presento a Virtudes, una enamorada de su pueblo. Dúrcal es un pueblo de Granada, situado en el llamado Valle de Lecrín, a las faldas de Sierra Nevada.

Virtudes es una señora muy agradable y hospitalaria, así que antes de realizar la entrevista, me lleva a dar un paseo por su pueblo y me cuenta resumidamente cómo era antes la vida allí.

Después me conduce hasta su casa, donde realizamos la entrevista:

2 - Conociendo mujer mayor rural

Doña Virtudes, queremos conocerla. Preséntese. ¿Qué nos puede contar sobre usted?

Soy Virtudes Valero, tengo 76 años. Nací en Dúrcal, en el año 1938. Soy la cuarta, de cinco hermanos. Estoy enamorada de mi pueblo, porque es un pueblo muy bonito, yo aquí he sido muy feliz y tengo recuerdos muy bonitos de mi vida en el pueblo.

Nosotros creemos que la mujer no sólo es mujer, sino madre, compañera, abuela, ama de casa, administradora, etc…

Ver original 598 palabras más

La vida de Doña Antonia en el pueblo. @Adamesilvia, @AmigasDelPueblo


Hola amigos, soy Silvia Adame Fernández, autora del blog sobre envejecimiento saludable Envejecer en Positivo. Soy de un pequeño pueblo, llamado La Ventilla, que pertenece al municipio de Fuente Palmera, en Córdoba. En este pueblo es donde contacté con Doña Antonia Cobos García, una señora muy agradable.

 1 - Persona mayor rural

Me reuní con ella para recoger su experiencia vital en el pueblo. Cuando llegué a su casa, estaba cocinando unas migas. Debido a la gran dedicación que requiere su elaboración, tuvimos que posponer la entrevista para más tarde. No obstante, Antonia me invitó a quedarme con ella mientras cocinaba y comer juntas unas migas ya que, según comentaba “hoy hace día de migas”. Y es que el día estaba nublado, a punto de llover. Las migas en La Ventilla se suelen comer acompañadas de chorizo, pimientos fritos o naranja. Las naranjas aún están un poco verdes, así que nosotros las comimos acompañadas de mandarinas.

 

 

Presento un collage, a modo de resumen, de la elaboración de las migas:  

2 - Migas de pan

Después de comer, comenzamos con la entrevista:

3 - Entrevista mujer mayor

Doña Antonia, queremos conocerla. Preséntese. ¿Qué nos puede contar sobre usted?
Me llamo Antonia Cobos García. Tengo 84 años. Nací el 23 de diciembre de 1929, en La Ventilla, donde crecí junto con mis tres hermanos. De pequeña no pude ir a la escuela porque tenía que ir a trabajar con mi familia. Siempre he trabajado en el campo, cogiendo aceituna, algodón, patatas, de todo.

Cuando me casé, nos vinimos a vivir a esta casa, pero teníamos muy poco y tuvimos que hacerla muy chiquitita.

Nosotros creemos que la mujer no sólo es mujer, sino madre, compañera, abuela, ama de casa, administradora, etc. ¿Cuál cree que es la mayor satisfacción de ser mujer?
Como yo no he sido madre, ahora que lo pienso, mi mayor satisfacción ha sido ser capaz de salir adelante y haber sido muy trabajadora. Estoy muy satisfecha de haber cuidado de mi madre, durante veinticinco años y haber podido disfrutar de ella.

En la sociedad se considera trabajo a la actividad remunerada, pero nosotros creemos que el cuidado de la casa, los animales y la familia también es un trabajo. ¿Dedica usted también su tiempo a disfrutar de la vida?

Antes he trabajado mucho y he disfrutado poco. Ahora que tengo más tiempo, vivo más tranquila y disfruto de mi casa nueva, de pasar el tiempo con la familia, mi marido, mi hermana y mis sobrinas.

¿Qué ha sido lo que le ha ayudado a superar las pérdidas personales y seguir adelante?
Lo que me ha ayudado a superar los problemas de mi vida ha sido el apoyo de mi madre. Ella siempre me decía que no me preocupase y me animaba a resolverlos. También el apoyo de mi hermana Encarna y mi marido.

¿Ha conseguido las metas que, para usted, son importantes en su vida?
Sí. He sido muy trabajadora y he ido consiguiendo lo que me proponía. Ahora me acuerdo de que siempre quise hacer una casa nueva, porque cuando nos casamos tuvimos que hacerla con lo poco que teníamos y la íbamos arreglando poquito a poco. Con el paso de los años y, estando ya mayores, pudimos tirar la casa vieja y hacerla nueva, gracias al esfuerzo de toda una vida trabajando. Ahora me alegro de tener mi casa y la disfrutamos juntos todos los días.

¿Qué bonitos recuerdos tiene del pueblo y le gustaría compartir con todos nosotros?
- Recuerdo cuando íbamos a los lavaderos del pueblo a lavar, porque antes no había agua en las casas. Había que irse muy temprano, para pillar una pila. Cuando ya terminábamos de lavar la ropa, le dejábamos el sitio a quien nosotras quisiésemos, para que lavara su ropa.

- Antes llevábamos a las cabras a pastar a un solar que teníamos en el pueblo. Una vez, se escapó una cabra, se metió en el huerto del Chato y se comió veinte cogollos de lechuga. Al final, tuvimos que pagarle un dinero por el estropicio que le hizo la cabra.

4 - Entrevista persona mayor

 

¿Qué cree que, a fin de cuentas, es lo que realmente importa en esta vida?
Para mí, lo más importante es la salud. Aunque tengas dinero, si no tienes salud, ¿para qué lo quieres? El dinero, sin salud, no sirve para nada.

 

 

Como persona mayor, que ha vivido toda una vida, ¿qué consejo nos daría a los jóvenes para “capear las tempestades” y reveses de la vida?
Yo os diría que seáis valientes y sigáis adelante siempre. Que hay que ser trabajadores y cuidar también de la salud, que es muy importante.

 ___________________________________________________________________________________

Muchas Gracias, Antonia, por haber compartido con todos nosotros su vida y la sabiduría adquirida con el paso de los años. Sus consejos son muy valiosos para nosotros, los jóvenes.

Como muestra de agradecimiento, le regalamos un ramito de rosas, recién cogidas en La Ventilla.

5 - Regalo flores6 - Rosas Rojas 

 

 

 

 

 

7 - Envejecer juntos

Silvia Adame Fernández
Licenciada en Psicología
Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores.

Día Internacional de las #MujeresRurales @AmigasDelPueblo, vía @Adamesilvia


Hoy, día 15 de Octubre de 2014, es un día especial. Hoy es el día en el confluyen las ilusiones y esfuerzos realizados por un grupo de jóvenes intrépidos, aventureros e inquietos; unidos por el amor hacia el trabajo con las #PersonasMayores. Somos jóvenes, sí, y amamos la vida y la naturaleza y, como parte de ello, amamos la sabiduría que nos trasmiten los mayores. 

Hace ya más de un mes que este grupo de jóvenes, del que formo parte, nos reunimos para organizar un evento para el reconocimiento de la mujer mayor rural, como motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural. Nosotros queríamos homenajear a todas aquellas mujeres, de los pueblos de España. Darle voz a esas mujeres anónimas, que han hecho, y aún hoy a su edad, hacen mucho por el avance y la sostenibilidad de los pueblos, que han dado todo por la familia y siguen al pie del cañón, a sus muchos años de edad

Somos: 

- Pablo Sánchez Rodríguez del Blog Envejecer es una Nueva Etapa
- Francisco Olavarría Ramos de Serpentina Senior ©
- Clara Díaz Henche del Blog Serendipity-Psico
– Vanessa del Cerro
del Grupo Rey Ardid

- Concepción Rey Mejías de la Asociación La IAIA
- Estibaliz Montoya Ortíz de Zárate del Grupo Vitalia
- Elena Pozuelo Vaquera. Neuropsicóloga
- Silvia Adame Fernández del Blog Envejecer en Positivo

¿Qué mejor manera que hacerlo público a través de las redes, donde son, invisibles para la sociedad? Hoy hacemos visible su labor y compartimos con todos los internautas sus experiencias vitales, su forma de ver la vida, sus sabios consejos, sus #recetas

Este evento me hacía especial ilusión, pues como “chica de pueblo” que soy, inmersa en el entorno rural y defensora de las tradiciones y los alimentos ecológicos, era una gran satisfacción para mí compartir las tradiciones, recetas y experiencias de mi pueblo cordobés, La Ventilla.

Hemos aprendido mucho de ellas, pues son la voz de la experiencia, fruto de una larga vida de duro esfuerzo y lucha continuada por salir adelante. Gracias a todos mis compañeros por esta maravillosa experiencia intergeneracional, realizada con mucho amor e ilusión, en especial a Serpentina Senior (@Sr_Serpentina), de quien surgió la idea. ¡Gracias a todos!Entrevista Virtudes 061

Silvia Adame Fernández
Licenciada en Psicología
Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores. 

¿Qué es para mí Envejecer en Positivo? @Adamesilvia


Hola amigos, 

Comparto con vosotros un post publicado en @Amigasdelpueblo. Como ya os comenté colaboro en el proyecto de colaboración para el reconocimiento de la mujer mayor rural y en su página han publicado un post, escrito por mí, donde explico el significado/sentido de mi blog. Lo que es para mí Envejecer en Positivo:

Envejecer en Positivo es envejecer con optimismo. La visión de la vejez que pretendo compartir y difundir en mi blog es siempre positiva, centrándonos en ver el lado positivo de la vejez, porque ya se encarga la vida de enseñarnos el lado negativo.

 

Sin embargo, envejecer en positivo no es olvidarse de las circunstancias personales que cada uno tiene, sino aceptar la vida que nos ha tocado vivir y nuestras dificultades y limitaciones. Aceptar aquello que tenemos o no tenemos para seguir adelante y disfrutar de la vida como podamos, disfrutar de las pequeñas cosas y ser felices más allá de nuestras circunstancias.

 

Es por ello que el objeto elegido para representar a mi blog es un cuenco, de cerámica artesana, lleno de papeles de colores porque creo que la vida hay que verla en color, y no en blanco y negro. Los colores dan luz y alegría a la vida, vitalidad e ilusión.

 

Este cuenco contiene tarjetas con varias palabras, las cuales representan aspectos positivos de la vejez, porque en la vejez también se gana:

Tras muchos años vividos ganamos confianza en nosotros mismos, sabemos miles de procedimientos, enseñamos a nuestros hijos y nietos a hacer tal y cual cosa. Las personas mayores son más tendentes a ayudar a los demás que a sí mismos, es por ello que el altruismo es también un valor añadido. Del mismo modo, la generosidad, es un valor positivo que puede estar presente en la vejez, de hecho, los/as abuelos/as siempre lo dan todo por su familia.

 

Amor y ternura son términos similares, siendo el amor más amplio e incluyendo el amor por los seres queridos, animales y la naturaleza, en general. Los mayores nos suelen enseñar valores y conocimientos sobre la vida de los animales y las plantas, el tiempo y todo lo demás.

 

Y, ¿por qué no? el júbilo, la alegría. Conozco a muchas personas mayores que, a pesar de vivir en situaciones difíciles, siempre están contentos y son fuente de motivación de muchas personas. Ser alegre sólo depende de ti, la edad no es una limitación a ese respecto. A este término va unido el de satisfacción y bienestar, ya que, conforme pasan los años, vamos acumulando conocimientos y viendo la vida desde una perspectiva más amplia, con sabiduría.

 

Por el contrario, la gratitud no está ligada a la edad, sino a la forma de ser de las personas. Es por ello que creo que es un valor positivo que, al igual que a otras edades, es un aspecto positivo de la vejez. Además, algunos estudios concluyen que la gratitud está relacionada con una mayor esperanza de vida.

 

Por último, la tarjeta que se encuentra en el centro del cuenco contiene la palabra ILUSIÓN, referente a lo que yo pretendo difundir y compartir con los demás, sobre todo, en mi trabajo con las personas mayores. Ilusión por vivir experiencias nuevas, o conocidas, pero siempre ilusión por disfrutar un poquito de la vida. Disfrutar de la buena compañía, de una tarde de sol, o de un día lluvioso, disfrutar a nuestra manera, de esas pequeñas cosas que la vida puede ofrecernos, como digo, más allá de nuestras circunstancias. Es ahí donde está el secreto de la felicidad y, por ende, de Envejecer en Positivo.

Con todo esto quiero decir que la vejez también tiene aspectos positivos y creo que deberíamos ir dejando de lado los prejuicios asociados a las personas mayores y la vejez. 

Dejo el enlace a la página: http://amigasdelpueblo.wix.com/amigasdelpueblo#!homenaje/c24ju

¿Qué es para vosotros ENVEJECER EN POSITIVO?

Saludos, Envejecer en Positivo

Silvia Adame Fernández
Licenciada en Psicología

Máster en Gerontología, Dependencia y Protección de los Mayores
Miembro de la Comisión de Psicología de Envejecimiento del COPAO